Policía Nacional pide disculpas públicas en Yarumal por asesinatos en el 93 y 94

El Consejo de Estado señaló que miembros de la Policía Nacional fueron cómplices de la banda Los Doce Apóstoles.

La Policía Nacional, mediante acto público y dando cumplimiento a una sentencia del Consejo de Estado, ofrecerá este jueves disculpas públicas a la comunidad del municipio de Yarumal por la muerte de varios habitantes entre los años 1993 y 1994. El acto se lleva a cabo en el Parque Principal de Municipio de Yarumal en donde se instalará un monumento y contará con la asistencia de las autoridades administrativas, Policía Nacional, representantes de las víctimas y comunidad en general.

La sentencia del alto tribunal señala que miembros de la Policía Nacional, desconociendo sus deberes constitucionales y legales, en el cumplimiento de su actividad como servidores públicos y actuaron en complicidad con la banda delincuencial "Los Doce Apóstoles" e intervinieron en el asesinato de varias personas.

Caracol Radio informó que uno de los casos más sonados dentro de este proceso fue el de Luis Armando Holguín Jurado, quien vivía junto con su familia en una invasión que comunica a Yarumal con el municipio de Campamento, fue asesinado por hombres encapuchados en su vivienda y en presencia de su familia presuntamente por haber ocupado el terreno que le pertenecía a uno de los integrantes del grupo delincuencial.

Un segundo caso ocurrió el 7 de septiembre de 1993, en zona urbana de Yarumal cuando fue asesinado por encapuchados el señor Oscar Hernán Upegui Saldarriaga, caso en el cual se demostró la responsabilidad de la Nación, Ministerio de Defensa y Policía Nacional, ya que los miembros de la Policía Nacional acantonados en la población, actuaron de manera omisiva y permitieron la presencia de dicho grupo armado en la región, faltando al deber que el artículo 2 de la Constitución les imponía, de proteger la vida, honra, bienes, creencias y demás derechos y libertades de todas las personas residentes en Colombia.

Así mismo un tercer caso se registró el 29 de septiembre de 1993 cuando fue asesinado Ovidio Adolfo Ardila Elorza, por la banda "Los Doce Apóstoles", y de acuerdo a investigaciones judiciales en el hecho habrían participado integrantes de la Policía Nacional.

Además, el Honorable Consejo de Estado, en su sentencia del 13 de junio de 2013, estableció la responsabilidad extracontractual del Estado por violación al deber de seguridad y protección, y ordenó la construcción de un monumento alegórico a la vida, en el parque principal del municipio de Yarumal, teniendo en cuenta que frente a crímenes de esta naturaleza el remordimiento por la muerte pertenece a la memoria colectiva de una sociedad, para que hechos como esos no se repitan jamás.