Por atentar contra la seguridad pública, israelí fue expulsado de Colombia

Assi Moosh fue detenido por oficiales de Migración Colombia en Santa Marta (Magdalena) y conducido a Tel Aviv. El extranjero no podrá volver en 10 años.

Captura de pantalla Noticias Caracol

El israelí radicado en Santa Marta (Magdalena) por más de 10 años, Assi Moosh, fue expulsado de Colombia por el presunto ofrecimiento de paquetes turísticos sexuales que incluían menores de edad.

De acuerdo con la sanción impuesta por Migración Colombia, Moosh no podría ingresar al territorio colombiano por un periodo de diez años y, al término del mismo, requerirá una visa para su ingreso. Así es que, con el apoyo de la Policía, el domingo el extranjero fue llevado a Panamá, país desde el que volaría hasta Tel Aviv (Israel).

Lea también: Expulsado de Colombia el israelí que amenazó con llevar explosivos en El Dorado.

La medida, que fue impuesta por la autoridad migratoria de forma discrecional, está basada en el Decreto 1067 de 2015, el cual establece que "...el Director de la Unidad Administrativa Especial Migración Colombia, o sus delegados, podrán expulsar a los extranjeros que a juicio de la autoridad migratoria, realicen actividades que atenten contra la seguridad nacional, el orden público, la salud pública, la tranquilidad social, la seguridad pública o cuando existan informaciones de inteligencia que indiquen que representa un riesgo para la seguridad nacional, el orden público, la seguridad pública, o la tranquilidad social...".

Puede leer: "Migraciones no son un peligro sino un desafío para crecer": papa.

Sin embargo, el abogado de Moosh en Israel, Eithan On, dijo a Noticias Caracol que su cliente no debía ser expulsado, pues es “un empresario legítimo que tiene un estilo de vida normativo, que ha vivido en Colombia durante 10 años, nunca ha cometido delitos penales en el pasado ni nunca ha sido investigado por ningún delito en suelo colombiano”.

Las investigaciones contra Moosh comenzaron hace dos años, tras la denuncias a las autoridades por los escándalos que se registraban durante sus fiestas electrónicas ofrecidas a clientes extranjeros, especialmente, israelíes. Lea también: El impresionante recorrido que hace un hombre para revivir la primera migración de los humanos.

El extranjero de 43 años es señalado de liderar una red internacional de trata de personas, microtráfico y planes de turismo sexual desde su hotel “Benjamín” ubicado en la calle 8 No. 1A-43 de Taganga.

El último escándalo en el que estuvo implicado fue el 14 de enero pasado, cuando los tagangueros denunciaron que en el sitio  Playaca Beach Club Social S.A., del cual es dueño también, se realizó una fiesta electrónica en la que, supuestamente, se combinó la música fuerte, el consumo de drogas y la lujuria. Puede leer: Migración Colombia deporta ocho venezolanos que trabajaban de forma ilegal en Medellín.​ 

Según indicó Noticias Caracol, “las indagaciones señalan que en Cartagena también se hacían estos encuentros, en Medellín el tour incluía la tumba y propiedades de Pablo Escobar y en Bogotá el paquete se desarrollaba en el sector de La Candelaria, con fiestas que incluían a menores de 18 años”.

últimas noticias