La cadena anunció que tomará acciones

Por un beso, pareja gay fue discriminada en un restaurante de McDonald’s

El pasado lunes un celador del establecimiento comercial ubicado en Bucaramanga amenazó a Juan Camilo Andino y su pareja de expulsarlos si volvían a besarse en público. La empresa rechazó este acto y sostuvo que se trató de un hecho aislado a sus políticas y lineamientos.

Juan Camilo Andino.Cortesía

A pesar de que existe una ley contra la discriminación y que la Corte Constitucional ha protegido los derechos de las parejas del mismo sexo, en Colombia siguen amedrentando a los miembros de la comunidad LGBT que expresan su cariño en espacios públicos. El más reciente caso ocurrió en la tarde de este lunes 2 de abril, cuando Juan Camilo Andino y su pareja estaban comiendo en un McDonald’s ubicado en el sector de San Pío, en Bucaramanga. Por un simple beso un celador del establecimiento comercial los amenazó con expulsarlos. Les dijo que si volvían a besarse los sacaría del local. La empresa rechazó los hechos y dijo que lo sucedido no respondía a sus lineamientos ni políticas internas. 

(Para más información: Vigilancia de centro comercial en Barranquilla se disculpa por discriminar a pareja gay)

“Eran aproximadamente las 6:00 pm. Estábamos conversando en el segundo piso. Llevábamos como dos horas en el lugar y solo había tres meses llenas, con dos personas cada una. Luego nos dimos un beso muy normal y corto. Pero fue cuando llegó un celador de McDonald’s y nos dijo, con un tono de voz muy alta, que besarnos estaba prohibido porque estábamos en un restaurante familiar, y que si lo volvíamos a hacer nos sacaba del lugar. No respondimos. Quedamos en shock y nos fuimos como a los 15 minutos porque nos sentíamos muy incómodos. Nunca me había pasado esto antes”, le dijo a El Espectador Juan Camilo Andino, una de las víctimas de este acto de discriminación.

Juan Camilo hizo pública su denuncia a través de sus redes sociales el lunes en la noche, horas después de los hechos. Explicó que no mencionó el nombre de la otra persona por respeto a su privacidad, pero aclaró que ambos se sintieron discriminados, pues el celador continuó haciendo rondas. Asimismo, que en ningún momento respondieron de forma grosera a pesar del enojo que la situación les provocó, y que decidieron salir del restaurante sin hacer reclamos por miedo a que los vetaran en un futuro del lugar. “Yo solo me pregunto: ¿No puedo ser gay dentro de un McDonald’s? Se trata de una empresa internacional muy importante”, agregó Andino.

A través de redes sociales, Andino recibió el apoyo de varias organizaciones defensores de derechos LGBT y de personas que alzaron su voz de rechazo ante lo sucedido. Tanto así que promovieron una “besatón” en los McDonalds como un acto de protesta contra la discriminación. Es más, la organización Colombia Diversa sostuvo que en lo corrido del año este es el tercer caso reportado en el que una pareja del mismo sexo es expulsada o amedrentada en un espacio público por besarse. Juan Camilo Andino señaló que está muy agradecido por el respaldo y manifestó: "¿Por qué no le dicen nada a una pareja heterosexual que se besa en público? Yo no estaba haciendo nada malo ni siquiera había niños alrededor, como lo sugirió el celador”. 

En un comunicado a la opinión pública, McDonald’s rechazó lo sucedido y sostuvo que se trata de un hecho aislado: “McDonald’s respeta todas las ideologías, religiones, razas, sexo, nacionalidades y preferencias de cada uno de nuestros clientes. Reprochamos cualquier comportamiento contrario a nuestra política de servicio al cliente. Reiteramos el compromiso de McDonald’s de hacer valer estos principios en todos nuestros restaurantes. A quienes se hayan sentido ofendidos por alguna conducta indebida de parte de colaboradores de McDonald’s, les pedimos nuestras más sinceras disculpas”.

Adriana Garzón, gerente de comunicaciones corporativas para Colombia de McDonald’s, agregó: “internamente hemos tomado las acciones correspondientes para evitar cualquier conducta que difiera de nuestra filosofía de servicio al cliente. McDonald’s es uno de los mayores empleadores en América Latina, y abrimos nuestras puertas a miles de jóvenes sin distinción alguna, tanto para desarrollarse en el ámbito laboral como personal”. Felipe Cárdenas, presidente de la Cámara de Comerciantes LGBT de Colombia, aseguró que es extraño que una marca como McDonald’s, que tiene campañas y políticas amigables y en defensa de los derechos de la comunidad LGBT, esté envuelta en una situación de estas.

Foto tomada de Twitter de la cuenta @OrgulloLGBT

“En necesario que la marca expliqué lo que sucedió. Ya sabemos que fue un vigilante quien los amenazó de expulsarlos y por eso queremos invitar a la empresa a que investigue que sucedió con una persona que puede estar contratada a través de un servicio tercerizado. Si el vigilante es empelado directo de McDonald’s existiría una contradicción corporativa, pues McCafé ha sido una de las marcas que ha apoyado explícitamente a la comunidad LGBT en sus campañas publicitarias. Aclaramos que el acto ilegal aquí es la discriminación a la pareja y no el beso que se dieron. Como asociación gremial de empresas interesadas en proteger la diversidad”, manifestó Cárdenas.

Juan Camilo Andino está a la espera de que McDonald’s le dé una explicación de lo sucedido. Aún está analizando qué acciones legales tomará al respecto. “Por ahora no he pensado qué hacer. Yo quería que la gente se enterara. Varias personas que conozco me dijeron que les había sucedido en otros lugres de Bucaramanga. Fue muy humillante y nadie merece sentirse así por ser uno mismo”, dijo Andino. A su vez, Felipe Cárdenas sostuvo que desde la Cámara de Comercio LGBT están haciendo un llamado a que los establecimientos comerciales se certifiquen y hagan pedagogía entre sus empleados para evitar actos que les acarreen problemas legales.  

(Lea sobre otro caso similar: Por un beso, pareja homosexual es expulsada de centro comercial)

La discriminación a parejas del mismo sexo por besarse en espacios públicos es un problema latente. A pesar de que en 2011 la Corte Constitucional protegió los derechos de una pareja gay que fue expulsada de un centro comercial de Cali por darse un beso, la vulneración de los derechos ha sido continua. Sin embargo, a través de tutelas, han logrado proteger sus derechos e históricamente ha sido la Corte la que a través de 95 sentencias ha defendido los principales derechos de la comunidad LGBT.

747937

2018-04-03T14:08:22-05:00

article

2018-04-03T14:22:57-05:00

smartinezh_250614

none

redacción Nacional

Nacional

Por un beso, pareja gay fue discriminada en un restaurante de McDonald’s

75

9084

9159

 

últimas noticias

El homicidio como accidente de trabajo

El viaje más largo al Llano