Predadores del desarrollo

El 52% de la tierra está en manos del 1% de la población, dice informe del PNUD. Grupos armados y élites políticas, entre los responsables.

El principal problema para el desarrollo humano en el país es la concentración de tierras derivada de problemas como la violencia de los grupos armados y la manipulación del poder por parte de élites políticas regionales. Así lo concluye el Informe Nacional de Desarrollo Humano en Colombia, que será presentado hoy al presidente Juan Manuel Santos por parte del PNUD (Plan de las Naciones Unidas para el Desarrollo).


La investigación enfatiza en que si no hay acceso a la tierra se frustran las posibilidades de alimentación, educación y crecimiento, especialmente entre la población rural del país, que es precisamente la más afectada por la violencia.


Con un detallado análisis de la situación de grupos sociales, como los campesinos, las mujeres, los indígenas y los afrocolombianos, el trabajo del PNUD concluye que, de todas maneras, la violencia bebe de otras fuentes como las políticas públicas que no tuvieron la intención de afectar la estructura de la tenencia de la tierra, el desconocimiento del campesinado como actor político y el aumento del desplazamiento forzado.


En cuanto a los actores de la violencia en el país, el informe presenta reveladores datos, como que la tercera parte de los 12 mil crímenes atribuidos a paramilitares entre 1990 y 2008 fueron cometidos en sólo 10 municipios del país (ver infografía).

Temas relacionados