Ante presencia de buque nicaragüense Colombia procederá pacíficamente

El ministro de Defensa Juan Carlos Pinzón afirmó que el país seguirá todos los protocolos internacionales con el barco del país centroamericano que se niega abandonar aguas colombianas.

Este buque de bandera nicaraguense se encuentra en aguas colombianas / Foto cortesía: periodistadigital.com
Este buque de bandera nicaraguense se encuentra en aguas colombianas / Foto cortesía: periodistadigital.com

El ministro de defensa, Juan Carlos Pinzón, afirmó que el incidente del buque nicaragüense,  interceptado en aguas colombianas, que se niega a abandonar la zona, es “un hecho violatorio de la soberanía de Colombia”.

Sin embargo, afirmó en diálogo con Bluradio que Colombia procederá con prudencia, de forma pacífica y acatando todos los protocolos de la ley marítima internacional.

Pinzón afirmó que esta embarcación –que lleva más de 12 horas en aguas colombianas y sostiene que no se va porque sigue "instrucciones" del Gobierno de su país- tenía como destino el cayo de Quitasueño. La tripulación haría en ese islote actividades científicas y de estudios del suelo.

El jefe operativo de la Armada, vicealmirante Hernando Wills, informó a su vez que la corriente ha movido nueve millas hacia el suroccidente esa embarcación. Es decir, el buque está más cerca de salir de la zona colombiana. Wills afirmó “que harán respetar la soberanía del país y de ninguna manera permitirán que la embarcación llegue al cayo Quitasueño”.  (Ver video de las declaraciones del vicealmirante Wills)

El jefe operativo de la Armada dijo que el buque nicaragüense pertenece al Instituto Nacional de Pesca y Agricultura de Nicaragua y, al parecer, tiene abordo 8 personas.

La embarcación fue detectada en el miércoles en la tarde "a 13 millas náuticas, al este del meridiano 82, en aguas colombianas", precisó la Armada Nacional.
 

Un viejo litigio

Colombia y Nicaragua mantienen actualmente un litigio en la Corte Internacional de Justicia de La Haya por la posesión de seis cayos que rodean las islas caribeñas de San Andrés y Providencia.

Ese tribunal internacional ya determinó que la posesión sobre San Andrés y Providencia es de Colombia y está pendiente el fallo sobre la propiedad de los islotes. Nicaragua busca, además, que sean reconocidos como suyos unos 50.000 kilómetros cuadrados de aguas del Caribe.

Nicaragua espera que el litigio se resuelva este año. Este país entabló en diciembre de 2001 alegatos ante la Haya para delimitar sus fronteras y recuperar la soberanía sobre una franja de 50.000 km2, situadas frente a las costas del Caribe del país.

El diferendo se inició en 1928 cuando Nicaragua cedió a Colombia las islas San Andrés y Providencia, con la firma del tratado Bárcenas-Meneses Esguerra, que fue ratificado en 1933 cuando el país estaba intervenido por Estados Unidos.

En 1969 Colombia pretendió establecer su límite con Nicaragua en el meridiano 82, que Managua rechazó alegando que el tratado no fijó límites y que esa decisión cercenaba su plataforma continental en el Caribe. En 1980 Nicaragua declaró nulo el tratado.

Temas relacionados