Procuraduría abrió investigación contra tres funcionarios de Barrancabermeja

La entidad puso el ojo en una investigación realizada por El Espectador en la que se reveló un fraude de grandes proporciones en la Alcaldía de Barrancabermeja.

Youtube.

Un artículo publicado el 24 de diciembre del 2017 por El Espectador, en el que se reveló un fraude de grandes proporciones en la Alcaldía de Barrancabermeja, motivó a la Procuraduría General de la Nación a abrir investigación contra Darío Echeverry Serrano, alcalde de dicho municipio, y Genny Rocío Suárez Domínguez, exsecretaria de Desarrollo Económico y Social.

Según relató este diario- en el artículo de Alberto Donadio-, en 2016 la Secretaría de Desarrollo Económico y Social de Barrancabermeja contrató con una fundación privada la realización de talleres de pintura, folclor, cuenteros y expresiones musicales para estudiantes del municipio. La entidad, Fundación para el Desarrollo Social y Científico de Colombia (Fundesocol), recibió del municipio más de $1.100 millones por este concepto. A cada taller supuestamente asistieron 840 niños, es decir, 3.360 para las cuatro actividades.

Al examinar las planillas de la Secretaría, donde supuestamente constan los nombres de los estudiantes que participaron en los talleres, El Espectador detectó todo tipo de falsedades, 45 para ser exactos.

Por ejemplo, en varios casos el nombre de los niños no coincide con el número de identificación o edad con la que están registrados; los números telefónicos que aparecen en las listas no están en servicio; los número celulares no pertenecen a los niños relacionados, de hecho, cuando contestaron los dueños de la línea aseguraron no conocer al menor por el que se les preguntó; en varias ocasiones se repiten los nombres de los niños con diferentes números de identificación; algunas direcciones ni siquiera existen en la nomenclatura urbana de Barrancabermeja; varios niños aseguraron que nunca asistieron a algún taller de este tipo; entre otras, que se detallan en el artículo completo: Corrupción en Barrancabermeja: niños fantasmas para cumplir un contrato.

Ante estos hechos, el ente investigador decidió poner el ojo sobre este caso particular en el que también se relacionó a la contralora municipal de Barrancabermeja, Oliva Olivella Guarín, quien está siendo investigada disciplinariamente por la Procuraduría Provincial de dicho municipio.

Lo anterior, teniendo en cuenta que, luego de que la funcionaria se enteró de una “denuncia interpuesta por presuntos hechos de corrupción administrativa, carrusel de fundaciones, con la fundación Fundescol”, realizó un “informe de auditoría exprés” de 163 páginas el cual arrojó que “la gestión en este tema fue favorable”, tal como indica la investigación realizada por este medio de comunicación.

En tanto, la investigación ya se puso en marcha. El Ministerio Público también compulsó copias a la Fiscalía General de la Nación.