Propietario de Andrés Carne de Res pone en duda violación en su establecimiento

Andrés Jaramillo se preguntó ¿a qué juega una mujer que llega vestida con un sobretodo y debajo tiene una minifalda?

El propietario de Andrés Carne de Res en el municipio de Chía, Andrés Jaramillo, se refirió en Blu Radio a la denuncia presentada por una joven de 19 años, quien asegura de fue violada en el parqueadero interno de este restaurante bar.

Estudiemos qué pasa con una niña de 20 años que llega con sus amigas, que es dejada por su padre a la buena de Dios. Llega vestida con un sobretodo y debajo tiene una minifalda, pues a qué está jugando. Para que ella después de excomulgar pecados con el padre diga que la violaron”, aseguró Andrés Jaramillo.

El propietario del reconocido restaurante de Chía dijo que hay videos donde comprueba que en el día de las brujas a las 10p.m. llegan en un carro 4 niñas disfrazadas. A las 10:40 p.m. entran al restaurante, pagan su boleta y deambulan por todo el restaurante "de arriba y para abajo".

“En un momento dado son saludadas por un hombre de 45 años, nacionalidad española. Conquista a esta niña. Esa niña parece que es amiga del personaje. Se sienta en la mesa”, puntualizó.

Según Jaramillo, posteriormente fue presentada a un hombre de 35 años con el que luego va al parqueadero del restaurante.

Entre 3:08 y 3:50 a.m. sucede que hay una relación entre esa pareja. Tenemos un empleado que fue testigo de esa relación consentida por esta niña. Otro vigilante observa la situación y a las 3:50 este vigilante reporta que la chica ha sido abandonada en el autoparque”, afirmó Andrés Jaramillo.

El propietario de Andrés Carne de Res señaló que para una niña presentarse ante su padre –bajó está situación- puede ser complicado por lo que puede aducir que fue violada.

Igualmente, Andrés Jaramillo dijo que “intereses” quieren poner en duda la seguridad del establecimiento a pesar de que Andrés Carne de Res siempre haya demostrado una “profunda responsabilidad”, sin embargo, indicó que “no puedo controlar la cantidad de licor” que consumen sus visitantes (…) Además cuando se toma licor la actitud de la gente cambia y esta niña estaba tomada.

Por su parte, Guillermo Varela Romero, alcalde de Chía, aseguró que se tuvo conocimiento del hecho en la madrugada por una denuncia que fue interpuesta por la familia de la joven, quien posteriormente la ratificó.

“Hay pruebas testimoniales que dicen el mismo argumento de la joven y su padre. Asumimos el caso con la pruebas y exámenes de Medicina Legal”, señaló el alcalde.

Varela dijo que las pruebas indican que se presentó “una situación anormal” por el estado que la señorita quedó en el sitio y agregó “tenemos testimonio de una mesera y el de una persona del sector que vio parte de los hechos. Esto está siendo evaluado para determinar si fue una violación o una relación consentida”.