Protesta en el Catatumbo puede terminar en tragedia

La delegada de la Defensoría del Pueblo de Norte de Santander se reunirá con el presidente Santos en busca una solución a la crisis.

Tomada de Notimundo

Los líderes del paro de campesinos iniciado hace once días en el Catatumbo, en el departamento de Norte de Santander, advirtieron que la situación puede salirse de control y terminar en "tragedia".

La advertencia la hicieron en una conversación con representantes de la Defensoría del Pueblo que hacen un acompañamiento humanitario de la protesta y que emitieron un comunicado sobre la situación.

Según la Defensoría, los manifestantes le hicieron saber que la situación por el paro se torna incontrolable debido al aumento de campesinos en el lugar de la protesta, que mantiene bloqueada la vía entre Tibú y Ocaña. 

"Luego de que ayer (20 de junio) fracasaran los diálogos con el Gobierno Nacional, al lugar han llegado cerca de 3.000 personas", aseguró la Defensoría en un comunicado.

Agregó que los mismos líderes de la protesta "advierten que la situación se puede salir de control y ocasionar una tragedia, ya que ninguna autoridad local está en capacitad de hacer frente a esta contingencia".

Los campesinos del Catatumbo reclaman entre otros asuntos que se frene una fuerte campaña de erradicación forzada de cultivos de hoja de coca que ha deteriorado la economía de la región.

Además piden al Gobierno que declare la región del Catatumbo como Zona de Reserva Campesina, una figura de ordenamiento territorial que busca consolidar la supervivencia y la economía del medio rural creada por una Ley de 1994.

Según los manifestantes, miles de campesinos han llegado en los últimos días al corregimiento de Aguas Claras, en cuyas inmediaciones está el aeropuerto de Ocaña y paso obligado para quienes se dirigen a los vecinos municipios de Convención, Teorama y San Calixto.

La delegada de la Defensoría del Pueblo de Norte de Santander, Carmen Ligia Galvis, explicó a Efe que la situación ha empeorado tras juntarse a los campesinos otra protesta de los pobladores de Tibú que reclaman del pésimo estado de las vías y del cobro del servicio de gas en esa región que es productora de petróleo.

"La protesta de los habitantes de Tibú nace no solo por el mal estado de las vías, sino también porque antes tenían gas gratis", dijo Galvis, quien agregó que la empresa estatal Ecopetrol está cambiando el gasoducto, lo que generará un cobro a la población.

Galvis agregó que "son miles los manifestantes" y que el problema mayor está "en que no han dejado pasar alimentos a Tibú".

La funcionaria confirmó que el 24 de junio se realizará en Bogotá una reunión con el presidente Juan Manuel Santos, algunos ministros, gobernadores, alcaldes y dirigentes locales en busca una solución a la crisis en el Catatumbo.

La funcionaria aclaró que la primera reunión con el Gobierno para tratar de solucionar la situación fracasó el jueves porque la Asociación Campesina del Catatumbo (Ascamcat), no quiso la presencia de militares en una reunión con el ministro de Agricultura, Francisco Estupiñán.