Pueblo Misak se declara en alerta roja por riesgo de contagio de COVID-19 en Bogotá

Noticias destacadas de Nacional

Fueron confirmados 28 casos positivos de coronavirus en la comunidad ubicada en la localidad de Fontibón. El pueblo solicita adecuar un lugar para el aislamiento de los casos confirmados y elementos de protección para la comunidad.

El movimiento de Autoridades Indígenas del Sur Occidente (AISO) expresó su preocupación frente a los casos confirmados por coronavirus dentro del pueblo Misak. “Nos declaramos en alerta roja frente a la amenaza que afecta hasta el momento a 28 comuneros confirmados positivos por COVID-19”, se lee en el comunicado emitido por el AISO. Estos casos fueron confirmados en la localidad de Fontibón en Bogotá.

También le puede interesar: Más de 270 familias indígenas en el Urabá Antioqueño están en riesgo por confrontaciones armadas

Según explicó el AISO, los Misak habitan principalmente en Fontibón y San Cristóbal en condiciones de hacinamiento y pobreza: “Ahora tienen en riesgo su pervivencia, dada la mayor vulnerabilidad por fuera del territorio originario y en el contexto urbano de la capital del país, que por la pandemia se ha hecho más inhóspito”.

Al panorama del auge de la pandemia, se suman factores como la pobreza multidimensional y el trabajo informal. “Hemos tenido que adaptarnos en condiciones de precariedad y más que nunca hoy, por los efectos de la pandemia y la situación de vulnerabilidad sanitaria y socioeconómica. Está en riesgo nuestra pervivencia”, se lee en comunicado emitido por el AISO.

También le puede interesar: Indígenas aseguran que sufren de "orfandad institucional" durante la pandemia

Solicitaron al Gobierno Nacional y a la Alcaldía de Bogotá, realizar pruebas diagnósticas a la comunidad Misak que vive en Bogotá. Esto con el fin de identificar los casos contagiados, incluyendo los asintomáticos, “pues mantienen un contacto estrecho permanente, son una población a riesgo, por ser indígenas en contexto de ciudad”.

Además, el AISO explicó que es fundamental dotar un lugar para aislar los casos confirmados dentro de la comunidad.  “Los Misak viven en varias familias en espacios reducidos. Hasta cinco familias en una sola casa, lo que no permite un aislamiento real de los casos y pone en riesgo niños, mayores y embarazadas, sin contar los enfermos crónicos”.

También le puede interesar: Temiendo un etnocidio, los pueblos indígenas de la Amazonia lanzan fondo de emergencia

Agregó que es fundamental garantizar la alimentación del pueblo y establecer planes para la reactivación económica de la comunidad. 

Comparte en redes: