Puerto Gaitán, sin Festival de Verano

Por primera vez en 18 años, las playas del municipio del Meta se quedarán solas. Este año no se realizará el evento, en el que se han presentado artistas internacionales como Marc Anthony, Daddy Yankee y Romeo Santos.

Este año no se realizará el polémico Festival de Verano en Puerto Gaitán (Meta), que siempre en enero levanta polvareda porque, mientras la población no tiene ni siquiera un adecuado puesto de salud y algunos de sus niños sufren desnutrición, la administración local se da el lujo de traer a artistas internacionales y presentarlos gratis.

Sin embargo, las playas del río Manacacías se quedarán solitarias para el próximo Puente de Reyes. Así lo confirmó a El Espectador el recién posesionado alcalde de Puerto Gaitán, Alexander Fierro Guayara, quien dijo que en el momento de asumir su cargo no se habían realizado los trámites de contratación que necesita un evento de esta magnitud.

La anterior administración de Édgar Silva decidió desde mediados del 2015 no realizar el tradicional Festival de Verano, debido a que muchas de las empresas contratistas petroleras que apoyaron en el pasado el evento se marcharon del municipio o sencillamente cancelaron todo apoyo por las pérdidas que les han causado la baja en los precios del crudo y los altos costos del dólar.

Pacific Exploration and Production, la empresa que por años ayudó a traer a los más importantes artistas que desfilaron por la tarima principal del certamen, en junio del 2016 abandonará los campos petroleros de Rubiales como operador y paralizó toda expansión de los planes de Responsabilidad Social Empresarial.

“Administrativamente empiezo esta semana y el evento es el próximo 9 de enero. Es imposible hacer cualquier proceso contractual en cinco días y sería un disparate hacer algo de manera improvisada”, dijo Fierro Guayara, quien además fue gestor del Festival de Verano en sus inicios y coordinador de varias versiones.

La no realización del evento causará un impacto mayor en las finanzas de los portogaitanenses, ya afectadas por la parálisis de la industria petrolera en la región.

“Con el dinero que nos dejaba el Festival ese fin de semana podíamos vivir unos dos meses sin inconvenientes y nos quedaba el plante para continuar el negocio hasta mitad de año”, dijo Juan Cajamarca, comerciante de abarrotes en el centro del municipio.

A pesar de que los organizadores del Festival recibieron duras críticas en la pasada edición al llevar a artistas como Marc Anthony, Daddy Yankee, Carlos Vives y Romeo Santos, a un evento gratuito, mientras el municipio ni siquiera tenía un hospital decente, lo cierto es que el certamen alcanzó un nivel de carácter nacional que ya empezaba a ser una cita turística para miles de visitantes en el país.

Justamente, quienes han estado cerca de la coordinación de los espectáculos en Puerto Gaitán coinciden en señalar que lo más costoso en la organización es la traída de los artistas, pues se ha puesto un punto alto con personajes internacionales.

“Hoy el Festival debería estar buscando recursos no en las empresas regionales, sino en compañías nacionales. Mi administración buscará patrocinios en otros lugares del país, porque hay empresas que están dispuestas a invertir. Hace 18 años, cuando lo inauguramos, hubo muy pocos recursos, pero logramos llamar la atención. Esta vez vamos a aprovechar este receso para potencializar nuevamente nuestro Festival de Verano”, dijo Fierro.

Por su parte el presidente de la Cámara de Comercio de Villavicencio, Carlos López, lamentó la decisión de no realizar el evento, pero sugirió que se haga otro que promueva el comercio para esta época del año.

“Por los cambios de administración se pueden presentar inconvenientes, pero ojalá se haga en una fecha posterior o cercana, para que los recursos no dejen de llegar a la economía portogaitanense, ya golpeada por la baja de los precios del crudo”, dijo López.

Algunos concejales criticaron al exalcalde Edgar Silva por su falta de gestión y compromiso con un evento que dinamiza la economía del municipio e indicaron que también ante el Instituto de Turismo se hubieran podido conseguir recursos.

Sin embargo, históricamente la Gobernación del Meta ha permanecido al margen del patrocinio de este Festival, pues el municipio siempre había conseguido los recursos para realizarlo. Este medio intentó contactar a Silva, pero no fue posible conocer su versión.

El Festival se hizo ininterrumpidamente durante 18 años y nació en 1998 como iniciativa de un grupo de comerciantes para aprovechar las bonitas playas que se forman en el río Manacacías.

Aunque en un principio fue un evento solo para los habitantes del pueblo, con el auge del petróleo rápidamente alcanzó carácter regional y, posteriormente, nacional.

 

últimas noticias

Magic Garden, una bomba silenciosa