Puja por la rectoría de la U. Francisco de Paula Santander

Los candidatos Carlos Flórez Góngora, profesor de la Facultad de Ingeniería, y Claudia Toloza, exsecretaria general de la institución, ganaron la consulta. La decisión definitiva la tiene el Consejo Superior.

Pie de foto: Durante este fin de semana se llevó a cabo la consulta rectoral en la Universidad Francisco de Paula Santander. / UFPS

Los docentes, trabajadores administrativos y estudiantes de la Universidad Francisco de Santander (UFPS) de las sedes de Ocaña y Cúcuta acudieron este viernes y sábado a las urnas para votar la consulta rectoral de la institución. En la jornada se definieron los candidatos elegibles por el Consejo Superior Universitario, que analizará las hojas de vida y designará finalmente al rector de la institución para el periodo 2015-2018.

Los resultados, publicados este fin de semana, arrojan como ganadores de la consulta a los candidatos Carlos Flórez Góngora, profesor de la Facultad de Ingeniería, y Claudia Toloza, exsecretaria de la UFPS. En la votación, en la que se contabilizaron 14.586 votos, la opinión de los estudiantes representa el 40%, así como los docentes equivalen al 40% y el personal administrativo de planta 20%.

Toloza obtuvo 6.146 votos (42,13%) y Flórez 6.794 (46,57%), porcentajes que superaron el umbral del 20% de los sufragios, norma establecida para ingresar a la terna elegible por el Consejo Superior. El tercer candidato, Efrén González, docente del departamento de Pedagogía, perdió la consulta con 603 votos. Por su parte, 656 personas optaron por el voto en blanco.

Esta reñida competencia se da en medio de un ambiente educativo polarizado, luego de que el representante de la Veeduría Procura UFPS y estudiante de derecho, Carlos Bolívar, llevara a cabo una huelga hambre a finales de mayo durante una semana.

Bolívar denunció supuestas irregularidades en la actual administración del rector Héctor Miguel Parra López y en su pliego de peticiones exigió la reformulación de la fórmula electoral para que la población estudiantil valiera el 80% de la consulta rectoral, así como el cierre de dos procesos disciplinarios en su contra que fueron iniciados por las directivas de la universidad, según él, como represalia por sus denuncias como veedor ciudadano.