"Que el Gobierno colombiano asuma su responsabilidad frente al exterminio indígena": Onic

Según la Organización Nacional Indígena de Colombia (Onic), en el último año han sido asesinados 115 líderes indígenas en Colombia. El Consejero Mayor Luis Fernando Arias, solicita garantías al Gobierno Nacional para proteger a las comunidades étnicas.

Constantino Ramírez es una de las cuatro víctimas asesinadas esta semana en Colombia.Archivo El Espectador

En la noche de este jueves fue asesinado el líder indígena Constantino Ramírez Bedoya, cuando se movilizaba en una motocicleta en la vía que conduce de Calarcá al Resguardo Indígena Dachi Agore. Ramírez Bedoya fue atacado por hombres armados que le propinaron cinco impactos de bala.

“Era el dirigente indígena más importante del Quindío. Fue el primer presidente del Movimiento Alternativo Indígena y Social (MAIS) en este departamento. Era una persona activa en los procesos organizativos y políticos de la comunidad”, explicó Luis Fernando Arias, dirigente indígena perteneciente al Pueblo Kankuamo y Consejero Mayor de la Onic.

También le puede interesar: Asesinan a Toribio Canas, guardia indígena del norte del Cauca​

Constantino Ramírez es una de las cuatro víctimas asesinadas esta semana en Colombia. Es por esto que la Onic solicitará la visita de manera extraordinaria de la Relatora Especial para los Derechos de los pueblos indígenas de Naciones Unidas, Victoria Tauli-Corpuz. Esto con el fin de verificar la situación de los pueblos indígenas en el país.  Luis Fernando Arias habló con El Espectador respecto al asesinato de líderes indígenas en Colombia. 

¿El Gobierno se pronunció frente a los asesinatos de estos líderes indígenas?

Hasta el momento no conocemos ningún pronunciamiento oficial por parte del Gobierno. Esta semana hemos tenido cuatro asesinatos y ni el presidente Iván Duque, ni la señora ministra, se han pronunciado. Hay silencio por parte del Gobierno frente a la matanza indígena en Colombia. 

¿Qué ha pasado con la protección de los pueblos indígenas tras la firma del acuerdo de paz?

Nosotros en este momento realmente nos sentimos huérfanos. No hay garantías para el ejercicio político, social y organizativo de los pueblos indígenas. Tuvimos la expectativa de que con el Acuerdo de Paz, realmente la violencia iba a disminuir. Sin embargo,  lo que hemos visto durante la administración de Duque es que han aumentado los asesinatos, la estigmatización y el señalamiento en contra de las comunidades étnicas. 

Lo que está ocurriendo en Colombia, únicamente con los pueblos indígenas, es un genocidio que el Estado colombiano debe detener.  Es un exterminio contra los pueblos indígenas.  

El gobierno es responsable por acción u omisión  por lo que está pasando en este momento con los pueblos. 

¿Desde la Onic a qué atribuyen el aumento de ataques contra su población? 

Hay varios factores. En primer lugar, el control territorial ha generado desplazamiento y violencia. Sin embargo, estamos ante una coyuntura política electoral compleja. Constantino era un político muy importante y creemos que su muerte tiene móviles de carácter político. 

Desde la minga indígena, en abril, han aumentado los asesinatos. Hay un plan para acabar con el movimiento debido a su gran capacidad de movilización. Pretenden amedrentarnos para que los dirigentes indígenas no adelanten sus acciones políticas.  Pero lo que van a lograr es que este movimiento responda con mayor unidad. Tenemos que defender la vida ante todo.  

¿En qué territorios se han visto más afectados por la violencia?

En este momento donde tenemos la situación más compleja es en el suroccidente del país. Nos preocupa que una región tan militarizada como el departamento del Cauca,  y especialmente en el norte del Cauca, es donde más asesinatos ocurren.

¿Qué ha pasado con las comunidades en el pacífico que han sufrido de desplazamiento y confinamiento?

La situación en el Pacífico sigue siendo tan grave como invisible. Se vive una situación realmente dramática en una región donde desafortunadamente nunca llegó la paz. Recientemente estuvimos en una caravana humanitaria en el municipio de Riosucio sobre los ríos Salaqui y Truandó. Realizamos un informe que fue presentado a la Comisión de Paz del Senado de la República. Esperamos presentarlo ante el Gobierno para que puedan tomar medidas encaminadas a proteger y salvaguardar la integridad física y territorial de las comunidades étnicas del departamento del Chocó.   

¿Cuál cree que sea la solución para poder disminuir los asesinatos y el desplazamiento forzado en las comunidades indígenas?

Hay que tomar varias medidas. Primero, se necesitan garantías por parte del Estado colombiano para fortalecer los mecanismos de autoprotección de las comunidades. 

Por otro lado, se requiere avanzar en los procesos de solución política del conflicto armado en Colombia. Es decir, desestructurar los grupos paramilitares que actúan en algunas regiones con apoyo de fuerzas del Estado colombiano. Necesitamos avanzar en la implementación del acuerdo de paz, ante todo invertir en la implementación de desarrollo con enfoque territorial mediante los planes nacionales de sustitución de cultivos ilícitos.

También, necesitamos rodear a las comunidades de presencia internacional. Sin embargo, uno de los aspectos más importantes es que el Gobierno colombiano asuma la defensa y responsabilidad frente a este exterminio que estamos viviendo a lo largo y ancho del país.

886741

2019-10-19T10:10:20-05:00

article

2019-10-18T20:29:27-05:00

mpardila_262361

none

María Paula Ardila / @mariap_ardila

Nacional

"Que el Gobierno colombiano asuma su responsabilidad frente al exterminio indígena": Onic

90

5897

5987