Quebradas afectadas por el derrame de petróleo en Barrancabermeja se recuperarán en diez años

El pasado 2 de marzo en el corregimiento La Fortuna, Santander, ocurrió la tragedia ambiental petrolera más grande del país, en donde, aproximadamente, 2.470 especies de animales habrían muerto debido al derrame de 24 mil barriles de crudo.

Ecopetrol

Barrancabermeja sufrió una de las peores tragedias en la historia petrolera del país. El pasado 2 de marzo, en el corregimiento la Fortuna, ocurrió el derrame de más de 24 mil barriles de crudo que contaminó quebradas y ríos; afectó a más de 90 familias y provocó la muerte de 2.470 especies animales.

De acuerdo con Brigitte Baptiste, directora del Instituto Humboldt, en conversaciones con RCN Radio, el derrame de petróleo en el pozo Lizama 158, “se encuentra bastante controlado. Incluso, han llegado peces”.

Cabe resaltar que, el desastre que duró más de un mes, afectó a la quebrada Lizama, Caño Muerto y el río Sogamoso. Al igual que a los habitantes del sector, quienes se quedaron sin suministros de agua.

(Puede leer: La Lizama vs. las peores tragedias ambientales de Colombia)

"El daño en general está bastante controlado y ahora empieza el proceso de recuperación; pero Lizama (la quebrada) ya tiene peces porque apenas hay un poco de recuperación, de crecimiento de algas", indicó Baptiste al medio.

No obstante, si bien han llegado peces al lugar, "este será un trabajo de recuperación a diez años. Incluso, ya las quebradas no tenían un buen estado antes de la emergencia”. También, indicó que aún quedan unas huellas de petróleo en algunos puntos específicos de las quebradas.