¿Quién quebró realmente a Saludcoop?

Una investigación de la firma extranjera, Crowe Horwath, que dice que las pérdidas de este grupo empresarial no fueron de $ 1,4 billones, sino de $74.776 millones, es uno de los documentos que deberá revisar el nuevo fiscal para dar resultados en este caso.

/ Foto: Archivo

Después de tres años de investigación y casi nueve meses de liquidación de Saludcoop por fin la Fiscalía fijó una meta clara con respecto al caso de este grupo empresarial: el nuevo fiscal, Néstor Humberto Martínez afirmó que en menos de un mes “habría decisiones sobre Saludcoop”, indicando que un par de funcionarias están escarbando entre los expedientes de la EPS  para establecer qué se ha hecho. Y la indagación iría tan profundo que pondría en duda los motivos de la intervención que ordenó la Contraloría en 2012, pues se cuestiona el supuesto desfalco de $1,4 billones. Una inquietud que viene retumbando hace varias semanas.(Ver “En un mes habrá decisiones sobre Saludcoop”: Néstor Humberto Martínez)

Hace un mes el fiscal general encargado de su momento, Jorge Fernando Perdomo, explicó: “Nosotros advertimos, como la liquidación de Saludcoop no habla de esos montos, los  $1,4 billones, planteado por la Contraloría. No podemos estar especulando con eso. Se habla de una gran situación de corrupción pero las pruebas no existen. En estos casos hay unas cifras dispares que maneja la liquidación, una cifra que maneja la Contraloría y nosotros estamos llegando a otra cifra que no está acorde con las demás, entonces tenemos que soportar esto correctamente”.

Si dos funcionarias están escarbando en los archivos de Saludcoop, tendrían que toparse con un informe cuyas cifras no coinciden con las de la Contraloría. Se trata de la investigación de la firma extranjera Crowe Horwath, un documento que reveló El Espectador en noviembre de 2015 y que expone el estado financiero del grupo Saludcoop desde el 1998 hasta el 2010. El estudio concluye que no hubo pérdidas de $1,4 billones, sino que tan solo se registra un saldo negativo de $74.776 millones en este periodo de tiempo. Es decir la escala de desfalco habría bajado de billones  a tan solo miles de millones de pesos. (Vea Denuncias por conflicto de intereses tumban al liquidador de Saludcoop, Luis Leguizamón)

No solo eso: Ernesto Urdaneta, presidente de la cooperativa de Saludcoop, denunció que “el informe de Crowe Horwath tiene un error pues contabilizó dos veces los gastos del grupo. No tuvo pérdidas, de hecho tuvo ganancias de  $20.000 millones. Mandamos una carta a la firma indicando el error contable, sin embargo, a la fecha no hay respuesta. Además, nosotros hicimos también un ejercicio de auditoria y concluye que las ganancias incluso ascendían a los $152.000 millones”.

El Espectador le preguntó a la Superintendencia de Salud sobre el informe que contradice los motivos de la intervención de 2012. La entidad respondió: “El dictamen pericial de Crowe Howarth es una opinión de un auditor externo y no se puede entender como la posición del gobierno nacional frente al fallo de responsabilidad fiscal de la Contraloría General de la República. Este documento constituye únicamente una prueba aportada por el representante legal de Saludcoop dentro del proceso judicial en el Tribunal Administrativo de Cundinamarca, dado que una de sus obligaciones era la defensa jurídica de la empresa”.

¿El Gobierno quebró Saludcoop?

De ser cierto el informe de Crome Horwarth y las denuncias de Urdaneta, Saludcoop habría entrado en intervención en un saludable estado financiero. ¿Entonces qué explica el mal estado actual del Grupo? La cooperativa de Saludcoop confirma que actualmente hay un problema grave de solvencia y de sostenibilidad en las empresas del Grupo incluyendo Cafesalud, sin embargo, el culpable de que hoy exista tal problema es el Gobierno: argumentan que fue durante la intervención que se dio el desfalco que llevo al drama actual.

Urdaneta alertó que en los cuatro años de intervención se duplico el número de tutelas de 7.900, en 2010,  a  15.397, en 2015. En el mismo periodo de tiempo los pasivos aumentaron de $ 868. 206  millones hasta los $2,1 billones. Así mismo, el patrimonio paso de encontrase en $556.711 millones a  un saldo negativo de $1,029 billones.

En noviembre de 2015, después de cuatro años de intervención, el Gobierno ordenó la liquidación del Grupo Saludcoop alegando billonarias perdidas. Esto resultó en que los más de seis millones de pacientes fueran transferidos a Cafesalud, una EPS que hace parte del Grupo.

Sea cual sea el resultado de la investigación de la Fiscalía, los usuarios están pagando el precio. El drama de la muerte de niños enfermos de cáncer en varias clínicas de Cafesalud es un indicativo de que la intervención y posterior liquidación de Saludcoop habría traído más problemas que soluciones.