“Reclamos de Nicaragua sobre plataforma extendida no tienen fundamento”: Gobierno

El Ejecutivo presentó ante la Corte Internacional de Justicia (CIJ) la contestación a la demanda presentada por Nicaragua, que alega derechos sobre el suelo marino más allá de las 200 millas náuticas desde su costa.

En 2016, La Haya se declaró competente para intervenir en la contienda limítrofe entre Colombia y Nicaragua. / EFE

Tal como estaba previsto, este jueves el Gobierno Nacional presentó ante la Corte Internacional de Justicia (CIJ) un documento confidencial en el que responde “todos y cada uno de los puntos y argumentos” planteados por Nicaragua en la demanda que interpuso ante ese tribunal, buscando que se le conceda una plataforma continental extendida en el mar Caribe. 

(Lea: Colombia contestará mañana demanda de Nicaragua por plataforma extendida)

El Ejecutivo recuerda que, en cumplimiento de las reglas y prácticas de la Corte, los documentos son de carácter confidencial y no se puede revelar su contenido hasta tanto se abra la fase oral del proceso judicial. Sin embargo, deja entrever que la tesis del informe es que los reclamos de Nicaragua sobre la plataforma continental extendida “no tienen ningún fundamento” y que Colombia demostró que tiene “plena e indiscutible titularidad sobre el área marítima reclamada”.

“El Gobierno Nacional se permite informar a los colombianos que se sometieron a la Corte argumentos científicos, jurídicos e institucionales indicando las razones por las cuales esta no puede proceder con una delimitación como lo pretende Nicaragua”, sostiene el Ejecutivo.

El Gobierno precisa que la presentación de documentos no significa que se haya tomado ninguna decisión frente a este caso y recuerda que la Corte decidirá si puede proceder a realizar una delimitación de la plataforma continental, es decir el subsuelo marino, más allá de las 200 millas náuticas desde la costa nicaragüense. Así mismo, si Nicaragua tiene o no los derechos que alega.

El caso se remonta a noviembre de 2012 cuando la CIJ redefinió la frontera marítima entre ambos países, con la que Nicaragua ganó territorio en el Caribe. Esa decisión fue considerada "inaplicable" por Colombia porque los límites del país no pueden ser modificados por terceros sino por el Congreso.

Tras ese fallo, Nicaragua presentó en 2013 dos nuevas demandas contra Colombia, una de las cuales es la pretensión de la plataforma continental extendida más allá de las 200 millas náuticas, y la otra, del 26 de noviembre del mismo año, argumentando que se ha incumplido el fallo que redefinió los límites marítimos entre ambos países.

En agosto de 2014 el Estado colombiano presentó excepciones preliminares en el proceso indicando que la Corte no tenía competencia y que la demanda no era admisible.

Sin embargo, el 17 de marzo de 2016 la CIJ rechazó esas objeciones y se declaró competente para juzgar las dos demandas de Nicaragua en una votación que terminó empatada con ocho jueces a favor y ocho en contra, lo que hizo necesario el voto ponderado del presidente de la Corte, algo que hasta entonces había ocurrido únicamente dos veces.

La Corte dio entonces plazo a Nicaragua hasta el 28 de septiembre de 2016 para sustentar su demanda y a Colombia hasta hoy para presentar su defensa.

Desde que Nicaragua presentó las nuevas demandas, el presidente Juan Manuel Santos ha enfatizado que "los colombianos pueden estar seguros" de que juntos defenderán "hasta el último centímetro" del territorio nacional.