Recuperación del espacio público, reto para la Alcaldía de Manizales

Desde el Concejo de la ciudad instaron a la administración municipal a plantear alternativas para los vendedores informales.

Tomada de Facebook/Servicios de Tránsito de Manizales

En el marco de una sesión del Concejo de Manizales, el cabildo planteó ante las Secretarías de Ambiente y Tránsito municipal los desafíos que se tendrán que asumir por parte de la administración local para recuperar el espacio público de la capital de Caldas.

Particularmente, concejales como Hernán Alberto Bedoya se refirieron a la situación de la carrera 23, advirtiendo que es necesario plantear alternativas para los vendedores informales que proliferan en el sector, como trasladarlos a la antigua Terminal de Transportes.

De acuerdo con Diego González Marín, secretario de Medio Ambiente, entre las labores de vigilancia y control ambiental que se realizan con apoyo de la Policía Nacional, están los operativos de espacio público que cuentan con dos suboficiales y siete patrulleros, sumado a los procedimientos de desalojo por invasión en laderas de protección.

“Uno de los temas más importantes que tiene a cargo la Secretaría es todo lo relacionado con el espacio público y vamos a implementar ciertas acciones inmediatas para tener un mayor control, como por ejemplo, la contratación desde el 1 de febrero de 27 controladores de espacio público, ya que el año pasado se tenían solo 12 personas dedicadas a esta labor”, aseguró el funcionario ante el recinto.

González sostuvo que la meta de su cartera es recuperar el espacio público de manera paulatina, de cara a ver resultados a largo plazo. En esa línea, reveló que cuenta con recursos por casi $800 millones para espacio público.

Entretanto, el secretario de Tránsito y Transporte, Carlos Alberto Gaviria, socializó las políticas de control para la fortalecer la seguridad ciudadana en la ciudad, enmarcadas en la disminución de la accidentalidad y la promoción de estrategias para generar cultura ciudadana.

“Se enfatizará en la pedagogía a peatones y conductores, para lo cual se vienen adelantando gestiones con la Agencia Nacional de Seguridad Vial, en busca de recursos que permitan el fortalecimiento de los programas de capacitación”, sostuvo el funcionario.

Según el gobierno municipal, dentro de las políticas establecidas se contempla también la revisión de puntos críticos o con alto riesgo de accidentalidad, además de la intervención física e incremento de la regulación en zonas de alto tráfico vehicular y peatonal.

“Les contamos lo que tenemos, el trabajo con los motociclistas, ciclistas y unos puntos que se van a intervenir con el alto índice de muertes, así como todos los planes que tenemos para mermar la accidentalidad que es alta”, expresó.

Gaviria reveló que en los primeros 15 días del año se logró una reducción de 15% en los accidentes, pero aclaró que falta más trabajo con los motociclistas y las personas mayores de 60 años, ya que de 17 peatones que murieron en 2015 en Manizales, 12 pertenecían a esta población.