Reinician obras de vía Sincelejo – Toluviejo, a pesar de sentencia de la Corte Constitucional

En octubre pasado, se frenó la construcción de la segunda calzada de la obra en el tramo del cerro de la Sierra Flor. Pero las comunidades indígenas denunciaron que solo hasta este jueves se cumplió la orden del alto tribunal.

/ Foto: Cortesía
Según relataron en una acción de tutela los indígenas de los cerros de la Sierra Flor, Sincelejo (Sucre), durante 79 días no vieron maquinaria pesada en la zona. Ese es el tiempo que pasó desde que la Corte Constitucional con la sentencia T-436 de 2016, en octubre pasado, le puso freno a la construcción de la segunda calzada de la vía Sincelejo – Toluviejo en ese territorio que, para las comunidades, es sagrada. Pero este jueves Autopistas de la Sabana reinició la obra. (Lea aquí: Los cerros de Sincelejo donde, según indígenas, hasta los micos fueron desplazados).
 
Ante la preocupación por el supuesto desacato de la orden de la Corte Constitucional, las comunidades indígenas, representadas por la abogada Jardín Díaz Payares, interpusieron una nueva acción de tutela ante el Juzgado Primero de Ejecución de Penas y Medidas de Seguridad del Circuito de Sincelejo, para que se “suspenda provisionalmente la construcción de la segunda calzada Sincelejo – Toluviejo, en el tramo que corresponde al cerro de la Sierra Flor de Sincelejo desde el kilómetro 1+259 hasta el kilómetro 3+100”. (Le puede interesar: Corte Constitucional le puso el freno a la doble calzada Sincelejo-Toluviejo).
 
Pero Salomón Niño, gerente de Autopistas de la Sabana, explicó a El Espectador que, aunque no conocen la nueva tutela, las obras se reiniciaron “dando cumplimiento al fallo de la Corte Constitucional, salvo en los 150 metros claramente establecidos. Es importante aclarar que esos trabajos son necesarios para garantizar la estabilidad de los taludes y los terraplenes requeridos para la construcción de la vía”.
 
Aun así, las comunidades indígenas aseguraron que en el fallo de la Corte hubo un “yerro involuntario”, pues este dice que la suspensión se debe hacer en el tramo “ubicado entre el kilómetro 1+350 y el kilómetro 1+500, en lo que tenga que ver con el territorio ancestral”. Por eso enviaron un memorial aclaratorio especificando que “el sector que comprende el Cerro de Sierra Flor en la margen derecha de vía la Sincelejo – Toluviejo se inicia a partir del kilómetro 1+259 hasta el kilómetro 3+100”.
 
Pero la tutela no solo se refiere a la reapertura de la obra. Según relató Norbey Moreno, presidente de la Veeduría Sincelejómetro, la maquinaria para la construcción llegó acompañada por la Policía de Sucre, a pesar de no contar con una orden judicial para tal fin. Por eso la acción interpuesta por Díaz pide que la Policía “no coadyuve el ingreso de la maquinaria pesada de Autopistas de la Sabana al territorio ancestral denominado Cerro de la Sierra Flor, sin previo consentimiento”.
 
En febrero pasado, la Corporación Autónoma Regional de Sucre (Carsucre), a través de una resolución, les dio la razón a los nativos que denunciaron que la firma excedió los límites de excavación. Ante esta situación, la Corte Constitucional resolvió que “se suspenderán las obras de la construcción de la segunda calzada de la vía Sincelejo-Toluviejo en el tramo que corresponde al cerro de la Sierra Flor. Esa medida se adopta con el fin de que se presente una concertación guiada por el principio de buena fe y se obtenga el consentimiento libre e informado de la comunidad”.
 
Temas relacionados