Restos de la Madre Laura estarán en la eucaristía del papa Francisco en Medellín

Las hermanas Lauritas se preparan para la visita del pontífice. Aunque prefieren que los detalles del traslado sean reservados, adelantaron algunos datos.

 

Por segunda vez en la historia los restos de la santa colombiana, la Madre Laura, saldrán del santuario ubicado en el barrio Belencito Corazón de Medellín y serán trasladados el sábado ocho de septiembre a la plaza de toros La Macarena para que estén presentes durante la eucaristía que oficiará el papa Francisco para los consagrados y religiosos.

En el momento de su canonización, en 2013, fueron llevados a Ciudad del Vaticano como reliquias de primer grado para acompañar la ceremonia.

Antes de emprender el camino hacia la plaza de toros, las religiosas Lauritas tendrán un momento de oración junto a los "restos sagrados" que reposan en el santuario, en la Iglesia que Santa Madre Laura Montoya diseñó y mandó a construir en 1940. Serán trasladados en una limusina de la Funeraria San Vicente y custodiados por algunas de las religiosas y personal del evento. Lea también: Papa Francisco a los jóvenes: "No se dejen robar la alegría"

Pocos detalle se conocen del traslado. Las religiosas quieren que sea un momento privado, en especial cuando "toda la atención debe estar puesta en la visita del papa. A Santa Laura no le gustaría que las personas se concentren en su traslado, en lugar de la presencia del sumo pontífice", aseguró la hermana Ana María Palomino y resaltó que los detalles son de manejo de la congregación. Piden respetar la privacidad del traslado.

Otros datos del paso del papa por Colombia

Unos 2.500 sacerdotes venidos de toda Colombia, así como de Chile, Perú, Ecuador y México, participarán en la misa masiva que oficiará mañana en Bogotá el papa Francisco ante unos 600.000 fieles y en la que se utilizará vino venido de Valencia (España) y hostias donadas por una empresa local.

"Somos una empresa familiar de vinos y hostias de misa. Decidimos hacer una donación de todo el vino y las hostias que va a tomar el santo padre y que van a recibir sus concelebrantes en la celebración de Bogotá", explicó la vocera de Distritexto, compañía que hizo la donación, Lucía del Pilar Gómez Carrillo.

Esta empresa, que emplea a muchas mujeres cabeza de familia, aportó otras 60 hostias para el pontífice y 4.000 para los concelebrantes para surtir así el tercer viaje apostólico de un papa a Colombia después de los que hicieron Pablo VI en 1968 y Juan Pablo II en 1986.

Asimismo, señaló que en total se donaron medio millón de hostias para el público que asista a las eucaristías que se celebren en las ciudades de Villavicencio, Medellín y Cartagena desde hoy y hasta el domingo.

"Entre las distintas hostias hay diferencias, las que tendrán los que celebraren la misa con el papa son unas grandes, las del papa serán las más grandes para que todo el mundo las pueda ver en televisión y las del público serán más pequeñas", detalló.

Finalmente, Gómez Carrillo apuntó que las hostias que se repartirán en las distintas paradas del papa en Colombia se producen siguiendo las directrices del derecho canónico utilizando harina de trigo "pura" sin conservantes ni aditivos y agua purificada y filtrada. 

últimas noticias

Somos novias y no queremos ser su fetiche sexual

La gloria de jugar fútbol en el mar

Los estudiantes de Valdivia regresan a clases