Restringen navegación en el Río Magdalena

El fenómeno de El Niño habría logrado afectar el caudal, bajando sus niveles promedios históricos.

Archivo

El fenómeno del Niño que azota fuertemente a Colombia ha dejado ya varios incendios en diferentes departamentos del país y ahora, ni los ríos podrán con él.

El Río Magdalena, a pesar de sus altos niveles en sectores como el de Barrancabermeja y San Pablo, está por debajo de los promedios históricos, por lo que la Corporación Autónoma Regional del Río Grande de la Magdalena (Cormagdalena) decidió restringir, más no suspender, la navegación por este.

De acuerdo con el asesor técnico de la entidad, Paulino Galindo, para los meses de enero, febrero y marzo, el río tradicionalmente cuenta con niveles bajos de agua, no obstante, en este momento se han acentuado.

Agregó que dicho fenómeno retrae las lluvias y produce efectos en la navegación, la cual ya se encuentra en algunos puntos restringida.

La restricción consiste en que el convoy de navegación, que está compuesto por seis barcazas y un remolcador y que movilizan normalmente 7 mil 200 toneladas, es decir, el equivalente a 240 tracto mulas, ya no puede hacer el paso completo.

"Es decir que ya no lo puede hacer con las seis embarcaciones, sino que en cinco sitios tiene que fraccionar el convoy, es decir pasar de a tres convoy por cada uno de estos pasos para facilitar la condición del canal que se ha restringido en profundidad", explicó Galindo en conversación con Caracol Radio.

Según el experto, los sitios más críticos del río están entre Barranquilla y Barrancabermeja, kilómetro 630 si el cero está en la capital del Atlántico y San Pablo, donde alrededor de 40 kilómetros poseen dificultades más notorias de lo normal, por lo que se hizo necesaria la restricción del paso a tres convoyes.

Galindo afirmó que para este viernes está programada una reunión en la que, junto a Cormagdalena, los transportadores y los generadores de carga, “estamos anunciando el plan de mitigación para cada uno de estos efectos”.

"Vamos a demostrar que necesitamos actuar con mayor equipo de dragado, como tenemos que empezar a medir con mayor frecuencia los niveles de agua, cómo están las profundidades y cómo se toca disminuir el volumen de carga que moviliza cada convoy, cuando normalmente son mil 200 toneladas y se plante la reducción a mil 800 toneladas por cada uno", manifestó el funcionario.

El experto finalizó asegurando que aunque actualmente las comunidades rivereñas no se han visto afectadas, es previsible que para febrero el río presente muy bajo niveles, lo que puede llegar a perjudicarlas.
 

 

últimas noticias