En riesgo 1.200 personas en Chocó por choques entre bandas criminales y ELN

Previamente, la Defensoría advirtió del desplazamiento de 176 habitantes del municipio de Lloró, también por enfrentamientos entre la guerrilla y el Clan del Golfo.

La Defensoría del Pueblo informó a la Comisión Intersectorial de Alertas Tempranas y solicitó medidas urgentes de prevención y protección en favor de las comunidades. /Defensoría

Unas 1.200 personas se encuentran en riesgo en Chocó por los constantes enfrentamientos entre el Clan del Golfo, principal banda criminal del país, y la guerrilla ELN, alertó este lunes la Defensoría del Pueblo.

"Pese a la actividad que han desarrollado las fuerzas militares en protección de la comunidad, se están presentando (...) enfrentamientos entre las Autodefensas (Gaitanistas de Colombia, como se autodenomina el Clan del Golfo) y el ELN que han confinado a la población. Tenemos cerca de 1.200 personas en riesgo" en el departamento del Chocó, dijo en rueda de prensa el defensor del pueblo, Alfonso Cajiao.

La situación está afectando específicamente a 700 habitantes del Consejo Comunitario Nóvita Iró, a 458 personas que viven en el resguardo indígena del Río Panguí, así como a 126 familias asentadas en las comunidades de Cucurrupí y Puerto Limón, todas en el empobrecido y selvático Chocó.

Según la Defensoría, que vela por los derechos humanos en Colombia y que dirigió estas advertencias al gobierno, en Novita Iró la presencia del ELN y de la banda criminal Clan del Golfo "ha estado marcada por el uso de bienes civiles para resguardarse" y por las "amenazas constantes" a los habitantes.

En el resguardo indígena Río Panguí, donde el 4 de agosto se enfrentaron el ELN y el Clan del Golfo ocasionando la muerte de dos personas, los aborígenes son víctimas constantes de "la presión de uno y otro grupo".

Además, en las comunidades de Cucurrupí y Puerto Limón, 126 familias "permanecen confinadas puesto que la guerrilla restringe la movilidad y actividades cotidianas como la caza y la recolección de alimentos", según destacó el organismo.

La semana pasada, la Defensoría había advertido del desplazamiento de 176 habitantes del cercano municipio de Lloró, también por los enfrentamientos entre el ELN y la principal banda criminal del país.

Según el organismo, estas personas ya volvieron a sus casas con el acompañamiento del Ejército, aunque "el temor se mantiene" y también "el confinamiento producido por las acciones de ambas estructuras".

El martes, Cajiao asistirá a una reunión en Quibdó, la capital de Chocó, para verificar la situación de derechos humanos en esa región.

El ELN y el gobierno anunciaron a fines de marzo un acuerdo para iniciar negociaciones de paz, pero la mesa formal de diálogo no se ha instalado porque la organización guerrillera persiste en la práctica del secuestro.

El Clan del Golfo surgió tras la desmovilización masiva de paramilitares bajo el gobierno de Álvaro Uribe entre 2003 y 2006, en un proceso que, a cambio, les ofrecía beneficios legales, pero que en algunos casos derivó en la creación de bandas criminales.

Temas relacionados