La pandemia afectó la salud mental del 42 % de los colombianos, según la Cruz Roja

Noticias destacadas de Nacional

El Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR) hizo un estudio en siete países, incluido Colombia y encontró que la mitad de las personas encuestadas (51 %) indicaron que la pandemia de COVID-19 ha incidido de manera negativa en su salud mental.

El 10 de octubre es el Día Mundial de la Salud Mental, un tema que llama la atención en medio de la pandemia del nuevo coronavirus. En un reciente informe sobre la importancia de la salud mental y el apoyo psicosocial ante el COVID-19, el Movimiento Internacional de la Cruz Roja y el de la Media Luna Roja mostró la carga adicional de estrés y sufrimiento que supone la pandemia para las personas en todo el mundo.

En total, 3.500 personas respondieron a la encuesta en siete países: Colombia, Líbano, Filipinas, Sudáfrica, Suiza, Ucrania y Reino Unido. El estudio se realizó entre el 18 y el 22 de septiembre y fueron 500 encuestados por cada país. Se encontró que la mitad de las personas (51 %), indicaron que la pandemia de COVID-19 ha incidido de manera negativa en su salud mental.

“La crisis sanitaria que se desató a raíz de la COVID-19 ha exacerbado la angustia de millones de personas ya golpeadas por conflictos y desastres. La imposición de medidas de aislamiento, la pérdida de la interacción social y las presiones económicas inciden en la salud mental y el acceso a la atención”, señala Robert Mardini, director general del CICR. Resalta, además, que la salud mental es tan importante como la salud física, especialmente en situaciones de crisis.

También le puede interesar: Salud mental en tiempos de pandemia, un pendiente que llega al Congreso

Por otro lado, el informe habla de las necesidades urgentes de cuidado mental de quienes se han desempeñado en la línea del frente de la pandemia: personal médico, voluntarios, trabajadores comunitarios, trabajadores sociales, encargados de recoger cadáveres, dirigentes comunitarios y muchos otros.

El 73 % de las personas que respondieron la encuesta, casi tres de cada cuatro, opinaron que los trabajadores de la salud de la primera línea y los equipos de respuesta tienen más necesidades de apoyo en salud mental que el promedio de las personas. Suelen estar expuestos al virus de manera directa, trabajan muchas horas seguidas, atraviesan acontecimientos traumáticos y son objeto de estigmatización en la prestación de apoyo a comunidades afectadas por desastres.

La CICR resalta que se les debe facilitar la atención correspondientes para que puedan seguir de manera idónea con sus labores. “Si bien los programas de salud mental están entre las intervenciones menos costosas dentro de la respuesta humanitaria, sus resultados son vitales y muy valiosos para quienes necesitan ese apoyo”, explica Jagan Chapagain, secretario general de la Federación Internacional de Sociedades de la Cruz Roja y de la Media Luna Roja.

También le puede interesar: “El personal de salud también está expuesto a estrés, estigma y violencia”: OMS

“La COVID-19 nos abre una oportunidad histórica de transformar los compromisos en acción. No hacerlo prolongará la crisis: económica, social y sanitaria”, concluyó Mardini.

La organización emitió una serie de recomendaciones para los Estados y los responsables de formular políticas, pero también para los promotores y profesionales en salud mental y apoyo psicosocial. La primera es otorgar acceso temprano y sostenido a este tipo de servicios para personas afectadas por la pandemia. La segunda es integrar la salud mental y el apoyo psicosocial en todas las respuestas a las necesidades que surjan a raíz de la pandemia. Finalmente, priorizar la protección de la salud mental y el bienestar del personal y de los voluntarios que responden a necesidades humanitarias en la pandemia.

El Movimiento Internacional de la Cruz Roja y de la Media Luna Roja es la mayor red humanitaria del mundo. Está integrado por el Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR), la Federación Internacional de Sociedades de la Cruz Roja y de la Media Luna Roja, y las 192 Sociedades Nacionales vinculadas.

Los resultados de Colombia

  • La influencia negativa del COVID-19 en la salud mental y física es percibida por dos de cada cinco colombianos. El 42 % percibió un impacto muy negativo o un tanto negativo en la salud mental.
  • Casi dos de cada tres colombianos piensa que cuidar la salud física y mental llegó a ser más importante durante la pandemia.
  • El 70 % de los colombianos piensa que los trabajadores de primera línea tienen más necesidades de apoyo para la salud mental que una persona promedio.
Comparte en redes: