Autoridades ponen la lupa en el norte de Bucaramanga: el nuevo expendio de drogas en Santander

Según un informe de la Policía Metropolitana de Bucaramanga, el microtráfico y consumo de drogas como derivados de cocaína, marihuana y drogas sintéticas está en aumento en la capital santandereana por la llegada de nuevos criminales encargados del establecimiento y distribución de estupefacientes, especialmente al norte de la ciudad. Asimismo, se presume que el consumo de estos narcóticos comienza desde los 12 años, en algunos casos estudiados.

Además de los asentamientos históricos del microtráfico, la Mebuc ha realizado recientes operaciones donde han caído varias droguerías por comercializar de manera ilegal el Clonazepam.Archivo El Espectador

Después de una serie de análisis por parte de la Policía Metropolitana de Bucaramanga (MEBUC), en paralelo con la encuesta ¿Bucaramanga cómo vamos?, se llegó a la conclusión que actualmente la capital santandereana está atravesando por una situación álgida en el consumo y tráfico de drogas. Además del incremento en el consumo de drogas como las derivadas de la cocaína, la marihuana y las drogas sintéticas, la población consumidora está arriesgando su salud al hacer uso indebido de medicamentos controlados, como el Clonazepam, al combinarlos con bebidas energizantes, que en últimas tiene el mismo efecto que combinar el consumo de alcohol con cocaína.  

Se cree que este problema, que se está trasladando de manera paulatina a los municipios de Floridablanca, Girón y Piedecuesta, es causado por una serie de laboratorios en el área metropolitana de Bucaramanga, los cuales en algunos casos tienen la capacidad de producir y expender más de 150 mil dosis al mes. En lo corrido del año, la Mebuc desmanteló tres de estos lugares, con un balance de incautación de 10 mil dosis y capturas a cerca de 1.800 personas involucradas en estos hechos.

Lo ocurrido en estos operativos desmitifican la idea de que en Santander los laboratorios de droga solo se ubican en zonas rurales, como sucedía históricamente, y que ahora se le pone a la lupa a lo que sucede en el norte de Bucaramanga ante este reciente fenómeno de producción urbana de drogas. Con información recolectada por el diario local La Vanguardia, el comandante de la Mebuc, brigadier general, Manuel Antonio Vásquez, afirmó que " una tonelada cuesta en las zonas de producción $40 millones, en el área metropolitana se está comercializando por el orden de los $420 millones a las redes de microtráfico; éstas a través de sus abastecedores recogen más de $1.500 millones".

También le puede interesar: Sancionada ley que prohíbe consumo de drogas y licor en espacios con presencia de niños

A pesar de los esfuerzos dentro de los operativos de la Policía para efectuar las incautaciones, el comandante Vásquez advierte que estas estrategias que conducen a procesos de judicialización no son del todo positivas porque después de la desarticulación de una banda dedicada a estos delitos, "siempre va a llegar otro a montar el negocio". Tal es el ejemplo del desmantelamiento de los grupos Los de la Loma, Los Pesas, Las Joyitas y las bandas de alias Pichi, que si bien ya fueron desarticuladas, nuevos actores ilegales se ocuparon de reemplazar sus funciones.  

En cuanto a la percepción de la ciudadanía, ¿Bucaramanga cómo vamos? En su último informe advierte que el 27 % de las personas encuestadas manifestaron que la drogadicción y el tráfico de drogas son los principales problemas de seguridad en el barrio donde habitan. 

Aunque de momento las autoridades policiales tienen definido que los corredores de droga se mantienen de forma departamental, se investiga acerca de las posbilidades que hay de que la droga salida de Bucaramanga esté abasteciendo mercados de microtráfico en Cartagena, Barranquilla, Sincelejo y Cúcuta. 

891683

2019-11-18T17:35:35-05:00

article

2019-11-18T17:35:35-05:00

mpardila_262361

none

* Redacción Nacional

Santander

Autoridades ponen la lupa en el norte de Bucaramanga: el nuevo expendio de drogas en Santander

95

3545

3640