Por construcción de carretera destruyen camino de 200 años en Santander

Es una vía empedrada de 2,5 kilómetros que cruza el municipio de Guadalupe. A pesar de que desde el 2006 es protegido por la ordenanza 21 de ese año, esto no impidió que se interviniera para que pasen carros por allí.

/ Foto: Pixabay

El Comité Nacional de Caminantes denunció la destrucción de varios tramos de un ‘camino real’ en Guadalupe, Santander, para darle paso a una carretera. El comité acudió a la Dirección de Patrimonio del Ministerio de Cultura y la Procuraduría General de la Nación para pedirle explicaciones a la alcaldía de este municipio a 160 kilómetros de Bucaramanga.

Este camino empedrado de 2,5 kilómetros, que lleva al balneario Las Garchas, se construyó hace unos 200 años y desde el 2006 es protegido gracias a la ordenanza 21 de septiembre de ese año que, además de crear la Red de Caminos de Santander, prohibió “la construcción de vías carreteables para automotores o vías férreas, sobre el trazado original de Caminos”.

Pero la Alcaldía de Guadalupe tendría en sus planes levantar el empedrado para que una carretera se construya por todo este trazado. O así lo expresó el coordinador del Comité Nacional de Caminantes, Gilberto Camargo Amorocho, quien aseguró que por la construcción de varios tramos de la carretera se estaría vulnerando un bien que podría ser declarado como un bien de interés cultural.

Ante los señalamientos del Comité Nacional de Caminantes, representantes de la Alcaldía de Guadalupe aseguraron que, aunque sí se construyó sobre el tramo del camino real, esto no se hizo durante la actual administración, encabezada por Libardo Romero Rodríguez.

Al respecto dijeron que en el período de Romero se buscará recuperar los 2,5 kilómetros del Camino, pero que para tal fin se necesita invertir en alcantarillado y en la recuperación de los tramos dañados por la maleza. Pero aún no se sabe cuántos recursos serán necesarios para tal fin.

La historia de esta vía se remonta al siglo XVI, según explicó Gilberto Camargo al diario Vanguardia, cuando “Gonzalo Jiménez de Quesada llegó desde la Serranía de los Yariguíes, pasó por Guadalupe y continúo su viaje con el que fundó a Bogotá en 1537”.