En la Dirección de Tránsito de Bucaramanga habría una nómina paralela

Según el concejal Pedro Nilson Amaya, en la entidad se han hecho 286 contratos por prestación de servicios, lo que supera la cantidad de empleados directos que trabajan en la entidad. El director de la DTB asegura que se ha disminuido la contratación durante el 2016.

/ Foto: Archivo
El concejal de Bucaramanga Pedro Nilson Amaya denunció, durante un debate de control política, que en la Dirección de Tránsito de Bucaramanga (DTB) hay una nómina paralela, debido a la cantidad de contratos por prestación de servicios que se han celebrado en lo que va del 2016 en la entidad.
 
Amaya, elegido por el partido Opción Ciudadana, aseguró que hasta el 28 de octubre se contrató a 286 personas para prestación de servicios, cuando la nómina de la DTB es de 245 empleados contratados directamente. 
 
Según el cabildante habría una nómina paralela, porque “la ley dice que hay falta disciplinaria cuando se contrata la mitad más uno de la planta fija de la entidad, eso se considera nómina paralela y en la Dirección de Tránsito la nómina de personal es de 245 personas trabajando”.
 
Durante el debate de control político, el director de la DTB, Miller Humberto Salas Rondón, defendió su gestión y argumentó que, contrario a lo dicho por el concejal Pedro Nilson Amaya, en el 2016 se ha disminuido la cantidad de contratistas que trabajan para la Dirección de Tránsito.
 
En el período comprendido entre enero y octubre de 2015, explicó Salas, se hicieron 347 contratos por prestación de servicios, con un valor total de $3.623 millones. Pero en el mismo espacio de tiempo en el 2016, se han hecho 49 contrataciones menos lo que, según el director de la DTB, ha supuesto un ahorro de $1.278 millones del presupuesto de la entidad.
 
Temas relacionados

 

últimas noticias