Directora de la Corporación Autónoma de Santander, capturada por peculado

Este miércoles se realizará la audiencia de legalización de captura e imputación de cargos contra Flor María Rangel Guerrero.

En las instalaciones de la Corporación Autónoma de Santander (CAS), en el municipio de San Gil, fue capturada este martes Flor María Rangel Guerrero. La Fiscalía adelanta una investigación para determinar si Rangel incurrió en los delitos de falsedad en documento público y peculado, por un contrato celebrado con la Unión Temporal Barrancabermeja por $3.400 millones en 2014.
 
Además de Rangel, también fueron capturados Élber Ardila, exdirector de la CAS; Héctor Pereira, exalcalde de Aratoca, y Héctor Murillo, jefe de rentas de la Gobernación de Santander.
 
El contrato entregado a la Unión Temporal Barrancabermeja tenía como fin la reforestación e intervención de predios estratégicos para el medio ambiente. Pero según determinó la Contraloría General de la República en 2014, después de suscribirse, se giraron el 90% de los recursos ($3.075 millones), a pesar de que no se había ejecutado ni el 50% del objeto del contrato.
 
También se habrían presentado irregularidades en la suscripción del contrato, pues, al momento de celebrarlo, la CAS no habría pedido a la Unión Temporal Barrancabermeja que certificara su experiencia en el sector. Además, no se realizaron los estudios previos de manera adecuada y no hubo veeduría para verificar la ejecución de las obras.
 
Cuando la Contraloría General de la República le imputó cargos fiscales a la directora de la CAS, en 2014, Rangel aseguró al diario Vanguardia Liberal que “ese comprobante de desembolso no pasó por mis manos. Aunque aparece mi firma, yo no firmé. Ya tengo una denuncia en la Fiscalía”.