Emergencia en San Gil, Santander: caída de muro por lluvias dejó un niño muerto

Con el colapso de la estructura se tiene reporte de 13 niños heridos que están siendo atendidos en los centros asistenciales de San Gil y Socorro, según informó la Gobernación de Santander.

Tomado del Twitter: @GobdeSantander

Un pequeño de ocho años, identificado como Jhoan Esneider Corzo, es la víctima fatal del intenso aguacero que afecta al municipio de San Gil, en el departamento de Santander. La caída de un muro causó al menor trauma cráneo encefálico.

Las fuertes lluvias ,que iniciaron cuando eran aproximadamente las 7:00 de la noche, detuvieron el juego de fútbol que los niños disputaban en el polideportivo del barrio San Martín y los obligó a refugiarse del agua bajo una cubierta, pero el muro colindante se precipitó sobre ellos y ocasionó la tragedia. Este suceso dejó 13 pequeños heridos que son atendidos en los centros asistenciales de San Gil y Socorro.

Según el reporte preliminar entregado por el director de Gestión del Riesgo de Santander, Ramón Andrés Ramírez, el torrencial aguacero ha dejado cinco menores más y 14 adultos heridos. Estas personas fueron trasladadas a la Clínica Santa Cruz de la Loma y al Hospital San Juan de Dios.

Asimismo, la entidad informó sobre el desbordamiento de las quebradas La Animas y la Curiteña, además de avalanchas en varios sectores del municipio. "Lo que hubo fue un aguacero torrencial que hizo que se desbordaran estas quebradas. Por la misma condición del municipio, de sus precipitaciones y sus calles inclinadas, hace que el agua tome mayor fuerza”, dijo Didier Tavera, gobernador de Santander, en declaraciones a Blu Radio. Y agregó: "Eso ocasionó el volcamiento de varios vehículos, la afectación de más de 50 vehículos y el desplome de este techo que tenía un polideportivo. En San Gil en este momento el hecho lamentable es la pérdida de la vida del menor que por resguardarse de las lluvias, él y otros compañeros se hicieron debajo del techo de una gradería que tenía el polideportivo, y que colapsó".

En este momento, hay varias vías cerradas y, por deslizamientos de tierra, se confirmó el cierre total en la vía que comunica a San Gil con Bucaramanga.

En el lugar 20 unidades de Bomberos, 25 de Defensa Civil de San Gil y Socorro y 10 de la Cruz Roja, así como uniformados de la Policía, atienden la emergencia que ha dejado 20 vehículos, cinco motocicletas y 51 viviendas afectadas.

La Gobernación de Santander, a través de su cuenta de Twitter, confirmó el “colapso del alcantarillado, crecientes súbitas y grandes corrientes de agua en las vías del municipio”.

Por su parte, el Ideam mantiene la alerta roja sobre el departamento advirtiendo que “se prevé crecientes súbitas en los afluentes de la cuenca del río Lebrija, Fonce, Carare y Suárez, producto de las fuertes lluvias e incluso con tormenta eléctrica que se han registrado en el departamento de Santander”. En suma, el Instituto hizo un llamado a autoridades locales y pobladores para que estén atentos a los comportamientos de los ríos Frío, La Iglesia, Tona, Navas, Chapinero y río de Oro, entre otros cerca de Bucaramanga y San Gil.

Ante la situación, la Dirección de Gestión del Riesgo de Desastres pidió a la comunidad que se abstengan de entrar a las corrientes de agua y que informen a través de la línea de emergencias 123 para ser atendidos de manera inmediata. Ramírez indicó que "es probable que las lluvias continúen y generen crecientes súbitas, por lo que se pide a las comunidades estar alertas. Hacemos un llamado a los Consejos Municipales para que estén atentos a trabajar en cualquier afectación”.

Así registraron los usuarios de redes sociales momentos impactantes del torrencial aguacero: