En Bucaramanga quieren cobrar impuesto por el uso de celulares

La Alcaldía de la ciudad dice que la Ley que permite el cobro existe desde 1913. El objetivo es recaudar $11 mil millones anuales.

Con la idea de renovar el estatuto tributario de Bucaramanga para poder recaudar más dinero, la Alcaldía de esa ciudad pretende empezar a cobrar un impuesto por el uso de la telefonía celular en la capital del departamento de Santander.

Según Olga Chacón, secretaria de Hacienda de la ciudad, el Proyecto de Acuerdo que cursa actualmente en el Concejo de Bucaramanga, y que ha sido archivado dos veces consecutivas, hace parte de una Ley que existe desde 1913 y que da la opción a los municipios del país de asumirlo o no.

“Es un impuesto que se llama impuesto a la telefonía que se le graba al valor del consumo. El objetivo es mejorar los ingresos del municipio, es una Ley que existe y que podemos de manera autónoma adoptar”, explicó la funcionaria. Lea también: Mercado de telefonía móvil sigue concentrado, pero en menor medida

De acuerdo con la Secretaría de Hacienda, el municipio recaudaría $11 mil millones anuales. “Por tratarse de ingresos propios serían de libre destinación y que mejoraría el nivel de ingresos del Municipio”, añadió.

Según explicó Chacón Arias, el recaudo se haría por la empresa que ofrece los servicios de telefonía y se giraría al Municipio. Si el consumo menor a $60 mil el impuesto sería del 3%, si es mayor a $60 mil se cobraría hasta el 4%. Para los usuarios que pagan más de $100 mil el impuesto que se pagaría sería de 5%. 

Además: En Colombia hay 55 millones de líneas de telefonía móvil

Desde ya se espera que el cobro de este impuesto se constituya en nuevo enfrentamiento entre la Alcaldía y el Concejo de la ciudad. “No hay razón para que el Concejo diga que no lo aprueba solo por esta razón, porque ellos pueden aprobar el acuerdo y si esta parte no la quieren pueden tomar la decisión de que no vaya, pero nos están archivando la actualización del estatuto tributario”, indicó.

En diálogo con Vanguardia, Chacón indicó que los impuestos que pagan actualmente los bumangueses, no alcanzan para desarrollar, por ejemplo, proyectos deportivos.

 "Los escenarios deportivos de Bucaramanga están terriblemente dañados, no tuvieron mantenimiento por muchos años, los encontramos bastantes deteriorados. Para poder mejorarlos y hacer nuevos necesitamos recursos para poderlos hacer".

"Hay población que fácilmente no puede acceder a este tipo de escenarios. El alcalde de Bucaramanga Rodolfo Hernández ha querido manejar el deporte como una solución a los problemas de Bucaramanga, la juventud y la niñez", agregó.