Insólito: por lío jurídico quedó atravesado un poste en vía de Bucaramanga

El pleito entre la Alcaldía y la Escuela Normal Superior por 4.700 metros tiene paralizadas las obras del intercambiador del Mesón de los Búcaros, cuyo contratista instaló un poste de energía de forma provisional que permanece en pie.

Tomada de Twitter @figuerjoda

Una insólita imagen se ha robado todas las miradas en Bucaramanga: a la altura de la carrera 26 con el bulevar Bolívar, en medio de uno de los carriles, se levanta un poste de energía que dificulta la movilidad de lo que sería una vía rápida. Detrás de este obstáculo –que ha suscitado desde sentimientos de indignación hasta más de una carcajada– se esconde un lío jurídico entre la Alcaldía y la Escuela Normal Superior por el uso del suelo.

Todo inició el pasado 13 de octubre, cuando el secretario de Desarrollo Social de la capital de Santander, Jorge Figueroa, denunció a través de Twitter lo inaudito de la situación. Inicialmente, el funcionario atribuyó el error a un descuido de la Electrificadora de Santander (Essa). Sin embargo, luego se conoció que el poste se enmarca en las obras del intercambiador del Mesón de los Búcaros, considerado un proyecto decisivo para la movilidad de Bucaramanga y que permanece paralizado por orden de un juez mientras se resuelve un pleito jurídico emprendido por la Escuela Normal Superior, que denuncia que la obra los despoja de cerca de 4.700 metros de su propiedad.

Mientras se resuelve el lío, la obra está en veremos y lo que sería un poste provisional de energía –instalado por el contratista para iluminar el proyecto– ahora permanece en pie. En su momento, el subgerente de distribución zona norte de Essa, Rodrigo Gualteros, le dijo al medio regional Vanguardia Liberal que para poder retirar la estructura se hace necesario que el contratista o la administración entreguen un certificado que garantice o avale las obras construidas, considerando las normas de especificación técnica que rigen la materia.

“Desde el inicio del proyecto, Essa ha estado atento a los requerimientos del contratista, pero no podemos autorizar o modificar la estructura. Cuando nos entreguen el certificado y cancelen el valor del movimiento, con mucho gusto haremos el cambio. La Alcaldía tiene todo el conocimiento de lo que se requiere para que Essa proceda”, manifestó Gualteros al diario.

La situación ya está en manos del alcalde de la capital de Santander, Rodolfo Hernández, quien manifestó que el poste debe ser retirado cuanto antes, de cara a evitar un accidente de tránsito en el que la administración pueda ser declarada responsable.