‘Somos Como Tú’

La campaña de los líderes sociales contra la estigmatización

Campesinos del Magdalena Medio y líderes sociales emprendieron una campaña campaña para reivindicar sus derechos y protestar contra la estigmatización de aquellos sectores que los tildan de pertenecer a grupos al margen de la ley por reclamar sus tierras o reivindicar sus derechos.

Cortesía Juan Manuel Peña - Fundación Chasquis

En lo que va del año, dos líderes sociales han sido asesinados en el Magdalena Medio por reclamar sus derechos, otros tantos han sido amenazados. Los casos hacen parte de los cientos documentados y registrados por distintos organismos que dan cuenta de los múltiples riesgos a los que se enfrentan los defensores de derechos humanos en los territorios. Aún así,  las comunidades afirman que hay algo peor que la muerte: la estigmatización y la judicialización injusta por parte del Estado.

Por eso, desde esos mismos territorios, se han ideado estrategias para acabar con los señalamientos que siguen dejando en entredicho la labor de los líderes. Una de esas es  ‘Somos Como Tú’,  una campaña construida por las comunidades del Magdalena Medio que pretende modificar la manera cómo, hoy en día, son vistos los defensores de derechos humanos de Colombia.

Álvaro García, habitante de la vereda Bella Unión en el municipio de Puerto Wilches, cuenta que, por ejemplo, en 2016 fue judicializado de manera injusta y estuvo un año y medio en la prisión de Barrancabermeja, Santander, por defender los derechos de su comunidad: “Las personas que nos querían sacar de la tierra me señalaron como un delincuente, pusieron falsas pruebas en mi contra y por eso mi familia y yo sufrimos. Ellos solo contaban con mi sustento”.

En la región, aseguran los habitantes, los ataques contra los campesinos son constantes: no sólo matan a los líderes sociales, también les prohíben salir de sus casas, queman sus cultivos, amenazan a sus familias y, sobre todo, a las menores de edad, cuyos padres prefieren enviarlas lejos para evitar que les suceda algo malo. “Nos amenazan a nosotros diciéndonos que van a violar a nuestras niñas si no hacemos caso”, comentó Claudia Patricia Machuca, de Las Pavas, corregimiento Buenos Aires en el municipio Peñón, ubicado al sur de Bolívar.  

Los habitantes de Las Pavas, donde vive Claudia junto a otras 123 familias que conforman la Asociación de Campesinos y Agricultores de Buenos Aires, Asocab, han denunciado en varias ocasiones que empresas palmicultoras han atacado en la última década a la comunidad  que fue desplazada en 2003 por el Bloque Central Bolívar y en 2006 por el dueño del lugar en ese tiempo. "Hay grupos de seguridad de las empresas que lo único que hacen es amenazarnos. Cuando estamos cultivando, llegan a molestarnos y empiezan a hacer lo que quieran, nos golpean, queman los cultivos y hasta van a nuestras casas”, indicó uno de los campesinos.

 
Algunos de ellos tejen, dibujan y cantan para sanar las heridas de la guerra. /FOTO: Cortesía Juan Manuel Peña-Fundación Chasquis

 

Iván Mederos, de la Corporación Regional para la Defensa de los Derechos Humanos, asegura que estos líderes luchan por la problemática socioambiental ocasionada por las empresas contaminadoras. Hacen una buena labor, pero al denunciar que están siendo amenzados las autoridades les piden pruebas objetivas, y comono las tienen “los catalogan como criminales. No hay acceso real a la justicia. El 90% de los casos han sido archivados". 

“Aquí viene una maquinaria de despojo que nos afecta. Es complicado para nosotros, como líderes, tomar un rol. Nos ponen un título donde nos dicen que somos guerrilleros. Hay judicializaciones en nuestra contra, pero con los malos nada”, expresó Claudia Patricia Machuca.

(En contexto: La historia de resistencia de Los Paveros sonará en Polonia)

‘Somos Como Tú’

A raíz de esta problemática, que no solo ha sucedido en Las Pavas, sino en varios municipios del Magdalena Medio, los líderes y campesinos afectados decidieron crear la campaña ‘Somos Como Tú’, con la que quieren demostrar, con actos como la entrega de mercados a las autoridades que los defienden, que no son guerrilleros ni pertenecen a grupos insurgentes y que solo son personas que luchan por sus tierras.

“La entrega de mercados es una propuesta para transformar la forma de ver a los líderes y defensores de derechos humanos, ofreciendo los productos que cultivan en sus parcelas a las autoridades e instituciones locales, como muestra de su trabajo y del propósito de su labor”, aseguró Santiago Londoño, promotor de la campaña.

Es una acción que busca contrarrestar la estigmatización y convocar a la solidaridad social, para ofrecer protección y garantías a la labor que realizan estas personas.

“Yo soy un pastor evangélico, no soy ni de izquierda ni derecha, pero me amenazan. Esta campaña es para que la gente entienda que son como nosotros. La única diferencia es que nosotros somos labradores de la tierra: de los productos que ustedes consumen”, expresó Salvador Alcántara, del corregimiento de Garzal, Simití, sur de Bolívar. 

Salvador ha sido amenzado en varias oportunidades, la útlima ocurrió vez fue el 15 de abril de 2018. Lo esperaron en su casa. 

 
"Queremos que nos reconozcan cómo somos. No queremos más estigmatización".  /FOTO: Cortesía Juan Manuel Peña-Fundación Chasquis

 

Mercado simbólico

Las comunidades Guayabo y Bella Unión, ubicadas en zona rural del municipio de Puerto Wilches (Santander); Garzal y Nueva Esperanza, en el corregimiento Garzal, municipio de Simití (sur de Bolívar); y Las Pavas, fueron las encargadas de promover la campaña y repartir las canastas de alimentos a la Policía, Procuraduría, Ejército y Fiscalía en Barrancabermeja.

Frases como: “usted da la vida por defender este país y eso hacemos nosotros: defendemos a los más débiles”, “hoy el sol nos está alumbrando para que nos miren bien”, “esto es lo que yo hago y lo produzco no sólo para mi familia sino para la región", "cuando yo defiendo el río también estoy defendiendo sus derechos a este recurso”, se escucharon de las comunidades al hacer la entrega del mercado a las autoridades involucradas en su protección.

(Lea también: Construir la paz desde el diálogo en el Magdalena Medio)

Las comunidades de la campaña ‘Somos Como Tú’ también estuvieron en el Mercado Campesino de Barrancabermeja, para vender sus alimentos en un acto simbólico y participar en el conversatorio  ‘Tejiendo puentes entre la ciudad y el campo por la defensa de los derechos humanos’.

“Sus ojos sean la puerta para mostrar la verdad de lo que somos. Somos campesinos honestos y trabajadores. Queremos que la verdad sea siempre la que reluzca antes que cosas, palabras o juzgamientos. Por eso, nosotros sabemos que ustedes son los ojos que ven lo que está detrás de muchos decires y queremos que esa verdad, la realidad, salga a la luz de lo que somos: somos como ustedes”, comunidades del Magdalena Medio.