La plata que perdió la Cámara de Comercio de Bucaramanga con Interbolsa

La Contraloría encontró que $1.340 millones se perdieron en una operación que sostuvo la Cámara de Comercio de Bucaramanga con Interbolsa.

En medio de una auditoría que se realizaba a la Cámara de Comercio de Bucaramanga, la Contraloría encontró que $1.340 millones se habían perdido en una operación bursátil de alto riesgo que la entidad realizó en octubre de 2012 con Interbolsa. El negocio se hizo para obtener apenas $7 millones de rendimiento en un mes; sin embargo, llegó el desplome de Interbolsa y los recursos quedaron en vilo. Para reparar el daño ocasionado, la Cámara de Comercio de Bucaramanga devolvió $1.495 millones, como lo ordenó la Contraloría.

“En relación con el incumplimiento de Interbolsa en la operación Repo del 12 de octubre de 2012 y aun en el entendido de que nuestra entidad actuó de la manera más diligente, atendiendo las políticas para el manejo e inversión del portafolio de inversiones temporales, procedemos de la manera más respetuosa a formalizar una intención de pago (…)”, manifestó la Cámara de Comercio de Bucaramanga al consignar los $1.495 millones.

Sin embargo, la Contraloría cuestionó varios aspectos del negocio. En primer lugar, que la ganancia de $7 millones era riesgosa –o mínima– si se comparaba con la inversión realizada de $1.340 millones (la ganancia era apenas el 0,5%). Además, que la Cámara de Comercio de Bucaramanga no tuvo en cuenta los riesgos bursátiles del momento: para esa época la Superintendencia Financiera ya le había alertado a Interbolsa sobre los riesgos de seguir utilizando la acción de Fabricato para operaciones repo. Asimismo, para la Contraloría hay una presunta responsabilidad fiscal y disciplinaria “por ausencia de seguimiento y control administrativo y financiero a la inversión realizada en Interbolsa”.

Todo el lío comenzó con una operación repo (un préstamo a una empresa que responde con sus propias acciones como garantía) en la que Interbolsa le prometió a la Cámara de Comercio de Bucaramanga rendimientos por $7 millones en un mes, y como garantía entregó un paquete de 36.4 millones de acciones de Fabricato. Sin embargo, antes de que se cumpliera la fecha de pago –pactada para el 13 de noviembre de 2012– vino el desplome de Interbolsa y a su vez la desvalorización de la acción de Fabricato.

La Contraloría concluyó que todo se derivó de “la carencia de toma de decisiones adecuadas y oportunas, basadas en la información bursátil obtenida desde el año 2011 y la no medición del riesgo del monto de la inversión frente al rendimiento o ganancia esperada”. En pocas palabras, que la Cámara de Comercio de Bucaramanga no midió las consecuencias de su millonaria inversión y que los recursos públicos no podían ser utilizados para inversiones riesgosas.

 

Temas relacionados

 

últimas noticias