Polémica por suspensión del servicio del PAE a 26 estudiantes en Mogotes, Santander

La rectora de la institución aseguró que tomó la decisión porque los jóvenes habrían ofendido a las señoras del servicio de alimentación escolar.

La rectora de la institución tiene tres días para presentar una respuesta o de lo contrario se iniciará una investigación. Archivo El Espectador

Del 14 al 17 de mayo un grupo de 26 estudiantes del grado décimo del Instituto Técnico Ardila Díaz, de Mogotes (Santander), no recibieron su ración de refrigerio del Programa de Alimentación Escolar (PAE) presuntamente por comportarse mal. El hecho fue rechazado por la administración departamental y por los mismos padres de familia.

“Como secretaría de Educación, pero sobre todo como madre de familia, digo que no podemos validar bajo ninguna circunstancia estos comportamientos en los que se atropellan menores y en los que se atropellan a las manipuladoras, que son las madres de familia de nuestros estudiantes”, dijo en rueda de prensa Inés Andrea Aguilar, secretaria de Educación de Santander.

La rectora de la institución educativa, Libia Jannette Ardila Peña, afirmó que tomó esta medida porque el pasado 13 de mayo los estudiantes, al parecer, empujaron a los niños, gritaron, insultaron a las manipuladoras de alimentos y tiraron las sillas.  

Lea: Operador del PAE deberá responder por intoxicación de 40 estudiantes en Santander

“Lo que manda el PAE es almuerzo y eso no se les negó en ningún momento, lo que se les negó fue el refrigerio que es adicional el cual solo reciben los de preescolar hasta el grado noveno, y como a veces queda refrigerio entonces se les da a ellos”, dijo la rectora a los medios regionales.

Por otro lado, la secretaria de Educación de Santander solicitó a la rectora un informe detallado de lo acontecido con los estudiantes, y las razones por las cuales no se autorizó el suministro de los complementos alimentarios.

 “La rectora debió ir al manual de convivencia y tomar las sanciones que sobre el particular encajaran dentro de las conductas de dicho manual”, explicó Aguilar.

La rectora del Instituto Técnico Ardila Díaz tiene tres días para presentar una respuesta o de lo contrario se iniciará una investigación.