Santos encabeza consejo de seguridad en Arauca

Autoridades del departamento aseguran que llevan una semana sin servicio de energía y reportan una grave disminución de transporte.

Luego de que el pasado martes la guerrilla del ELN anunciara un paro armado en Arauca, Casanare y parte de Boyacá, el presidente, Juan Manuel Santos, encabezará desde el medio día un consejo de seguridad en Arauca para tomar medidas frente a la grave situación de orden público.

No obstante, a la región llegó desde el miércoles el comandante de la Fuerzas Militares, general Alejandro Navas Ramos,  quien escuchó a las autoridades departamentales y les dijo que la etapa del conflicto armado en Colombia está en su proceso final.

“Sabemos que la población civil llanera por antonomasia, por raza es una población valiente y vamos a sobreponernos a estas circunstancias. Los terroristas no nos van a sacar ventaja, ya estamos en esta etapa final de este conflicto”, dijo el general quien prometió la llegada de 250 nuevos uniformados del Ejército Nacional para velar por los ejes viales en la región y la infraestructura del oleoducto Caño Limón Coveñas.

Sin embargo, se espera que sea el propio Santos quien anime a la población en el sentido de superar la parálisis que se ha presentado luego de la arremetida de las Farc y del ELN. 

El Alcalde de Arauca, Luis Emilio Tovar, anticipó que le insistirá al Jefe de Estado en la urgencia de las necesidades de sus habitantes que entre otras cosas llevan una semana sin energía: “Es bastante difícil lo que estamos viviendo; no hay transporte y en Arauca hay una cosa que la gente teme mucho todavía, más que la acción de los grupos al margen de la ley, es el mismo temor de cada uno de los araucanos por la difícil situación que hemos vivido”.

Sobre esta situación ya se pronunció el defensor del Pueblo, Volmar Pérez, quien advirtió que ésta orden de paro armado está afectando los derechos humanos de la población.

“El Defensor del Pueblo condena las amenazas e intimidaciones proferidas por este grupo armado ilegal contra los pobladores de los departamentos de Arauca, Boyacá y Casanare que no cumplan la declaratoria de paro armado e insta al ELN a acatar las normas protectoras del Derecho Internacional Humanitario que establece la obligación de respetar a la población civil que no participa directamente en las hostilidades”, indicó en un comunicado.

Según el monitoreo de la Defensoría en Tame (Arauca), el comercio, el transporte y las instituciones educativas continúan con total normalidad, pero los habitantes temen salir a las vereda, mientras que en la capital los buses contratados por empresas petroleras no salen de la ciudad.