Se invirtieron cerca de $7.000 millones en obras para ola invernal que nunca se hicieron

La Contraloría alertó sobre la deficiencia de la gestión del Fondo Adaptación, que se encargaría de la ejecución de obras de reconstrucción después de los daños causados por el invierno que azotó al país hace cinco años, entre 2010 y 2011.

/ Foto: Archivo EFE
Falta de priorización de los estudios de factibilidad y en el diseño de las obras, incumplimiento de los tiempos, poco o nulo avance en la ejecución de los proyectos e, incluso, abandono de los mismos, son algunas de las fallas encontradas por la Contraloría General de la Nación en el manejo del Fondo Adaptación.
 
Después de que la ola invernal azotara varios departamentos del país, como Atlántico, Córdoba, Huila, Nariño, Caquetá, Tolima, Casanare y Chocó, el Gobierno destinó millonarios recursos para atender a los damnificados. La intención era desarrollar obras en sectores como en educación, vivienda, salud y transporte. Pero cinco años después, en todos esos sectores la Contraloría hizo hallazgos fiscales por $7.024 millones.
 
En salud, por ejemplo, se planteó que para el 2015 se habrían construido 30 nueva IPS en el país con el Fondo Adaptación, 24 para el 2014 y 6 para el 2015, pero de esas solo se construyeron 6 IPS, es decir, hubo un incumplimiento del 80% en esas obras. 
 
Pero no fue solo en salud. En otros temas como vivienda el desfase ha sido similar: para el 2014 se proyectaron 24.106  viviendas, pero solo se construyeron 6.481; en el 2015 se planearon 11.318, pero apenas se entregaron 4.005.
 
En cuanto al sector de transporte, para la Contraloría “los departamentos más afectados por la ola invernal son los menos atendidos”, pues “Córdoba, Huila, Nariño, Caquetá, Tolima, Casanare y Chocó, registran un (1) solo proyecto, donde los recursos invertidos suman $50.111 millones que no alcanzan el 1% del total de los recursos del sector”.
 
Ante la precariedad en los resultados, la Contraloría criticó el hecho de que “los resultados no son satisfactorios, toda vez que se evidenciaron deficiencias en la planeación, formulación, priorización, estructuración y ejecución de los proyectos”, a pesar de que el Fondo Adaptación tenía el deber de atender las necesidades de infraestructura que se presentaran, después de la destrucción que dejó la ola invernal de 2010 y 2011.
 
Temas relacionados
últimas noticias