Se recupera la confianza del consumidor en Colombia

Así lo reveló la Encuesta de Opinión hecha por Fedesarrollo. La percepción sobre las condiciones económicas jalonó la medición.

“Según los resultados más recientes de la Encuesta de Opinión del Consumidor (EOC), el índice de confianza de los consumidores (ICC) se situó en mayo en 23,2%, un nivel superior al observado en el mes inmediatamente anterior (17,9%) y en mayo de 2013 (20,1%). De esta manera, el ICC manifiesta un claro indicio de recuperación tras la caída registrada en febrero. Este Índice ha demostrado ser un buen predictor del comportamiento del consumo final de los hogares. En efecto, desde septiembre de 2004 la correlación entre su promedio móvil de tres meses (PM3) y la variación anual real del consumo final de los hogares reportado por el DANE ha sido de 0,84”.

De esta forma el Centro de Investigación Económica y Social, Fedesarrollo, resumió el comportamiento de los consumidores colombianos en el quinto mes del año, y demuestra cómo en el país hay una mejora en los indicadores de expectativas de los hogares a un año vista y en los de la percepción frente a la situación económica actual.

Medellín, de acuerdo con el documento, en los últimos tres meses, se muestra como la única ciudad en la que aumentó la confianza del consumidor frente a un año atrás, con 18,4 puntos porcentuales. “Cali y Barranquilla, en cambio, exhiben un deterioro, mientras en Bogotá el indicador permanece virtualmente inalterado”, agrega Fedesarrollo.

Además, se encontró que “el análisis del índice de confianza del consumidor por estrato socioeconómico muestra que este indicador aumentó de manera generalizada al contrastarse con los valores que registraba en abril de 2014 y en el mismo mes de 2013. Cabe resaltar la importante recuperación que mostró en el grupo de ingresos altos, tras la clara tendencia a la baja que había creado en meses recientes”.

Todo indica que la tendencia en la compra de bienes como los electrodomésticos de cara a la Copa Mundial de Fútbol Brasil 2014 influyó en la medición, pues la disposición a comprar eses tipo de artículos se mantuvo al alza. Fedesarrollo encontró que el 67,3% de los encuestados asegura que sí es un adecuado mes para comprar, mientras que un 31,3% no lo considera un buen momento.

Ahora, entrando el segundo semestre y una vez pasadas las elecciones presidenciales, se espera que las cifras sigan al alza pues tradicionalmente los segundos semestres del año registran mejores comportamientos para la economía en general, incluida la percepción de los consumidores.


 

Temas relacionados