“La seguridad va más allá del proceso de paz”, Federico Gutierrez

El alcalde de Medellín sostiene que es una decisión de su administración enfrentar la delincuencia y las bandas que operan en la ciudad. Pide más apoyo del Gobierno.

Federico Gutiérrez, alcalde de Medellín.
Uno de los principales problemas en la ciudad de Medellín es la lucha entre bandas criminales que ha visto reflejada en el incremento de las cifras de homicidios. En 2016, según el Sistema para la Seguridad y Convivencia (Sisc), van 308, 33 más que el año anterior. Por eso, el alcalde Federico Gutiérrez sostiene que su decisión es hacerle frente, pero, ante la complejidad de los hechos, pide mayor apoyo del Gobierno.
 
En diálogo con El Espectador, Gutiérrez se refirió a su gestión para enfrentar la delincuencia y consciente de que la firma de la paz podría verse reflejada en el aumento de la violencia urbana, advirtió que la paz va más allá del acuerdo que se logre en La Habana.
 
Sobre el respaldo que requiere la ciudad de parte del Gobierno para enfrentar la criminalidad manifestó que “no quiero ser injusto, pero diría que se necesita intensificar la lucha contra estructuras criminales, ponerle más cuidado a lo que está pasando en las ciudades. Ya lo hemos discutido con el presidente Santos, ha estado acá, hemos hecho consejos de seguridad, y creemos que es un asunto importante para él”.
 
Por eso Gutiérrez expresa las necesidades de Medellín en jueces de extinción de dominio, más  policía judicial, recursos para inversión social. Explica que esos son los componentes de “una política de seguridad integral”.
 
Frente a las cifras de criminalidad explica que hay problemas de seguridad que no se pueden ocultar. “Yo no vine a mostrar cifras que convengan políticamente, estoy trabajando y estoy mostrando lo que pasa. Los estamos enfrentando con contundencia, en más de 6 meses de gobierno no he parado. El tema es coger y sacudir el palo y lo que esté flojo que se caiga, genera consecuencias dentro de la ciudad y por supuesto es mejor que someter a la ciudad al yugo de los criminales”. 
 
Pero aclara que al mismo tiempo que llega la seguridad, debe haber una clara inversión social para dar alternativas y evitar la reincidencia. “El Estado llega con fuerza a proteger al ciudadano pero debe haber oferta social. Eso es una política de seguridad integral. La seguridad no es de izquierda ni de derecha, es un deber ciudadano y hay que garantizarlo, por eso las acciones deben ser conjuntas”, afirmó.
 
Gutiérrez manifestó su preocupación porque una desmovilización masiva generada por la firma de paz podría significar el aumento de la criminalidad urbana, por eso señala que “eso hace parte de la agenda de trabajo que tenemos con el Gobierno, con la oficina de reintegración, vamos a asumir este modelo con toda la seriedad”. 
 
No obstante no se adelanta a la negociación de paz entre el Gobierno y las Farc en La Habana y con cierto escepticismo sostiene que “hoy no están del todo definidos cuáles son los acuerdos a los que ha llegado, uno cómo puede decir sí o no. Lo que yo le pido a la ciudadanía de Medellín, que antes de votar se lea los acuerdos, que lea y que voten a conciencia. Hay que leer y estudiar los acuerdos".
 
De este modo, el alcalde de Medellín, Federico Gutiérrez, plantea su estrategia de seguridad que consiste en mano dura con la delincuencia, y oportunidades para quienes busquen otros caminos. Pide apoyo del Gobierno y reconoce que la delincuencia es un tema importante que es necesario enfrentar.