Sequía amenaza el entorno de la Sierra Nevada de Santa Marta

Factores como la tala indiscriminada de árboles y el uso inadecuado del suelo para cultivos agrícolas habrían agudizado los efectos de la sequía en la zona.

Los efectos de la temporada de sequía que enfrenta el país se han extendido hasta la Sierra Nevada de Santa Marta, debido a la escasez de agua que se presenta en la zona donde nacen 32 ríos que abastecen a las comunidades de la región.

Así lo dio a conocer la Fundación Pro-Sierra Nevada de Santa Marta, la cual reveló que del bosque nativo con el que contaba el relieve montañoso solo quedan vestigios que no superan el 15 % del terreno, lo que ha impedido la retención natural de agua.

Se estima que factores como la tala indiscriminada de árboles, el uso inadecuado del suelo para cultivos agrícolas y el deterioro de los afluentes por acción de los pobladores han ocasionado la carencia del líquido en la Sierra, de la que emanan cerca de 10 mil millones de metros cúbicos de agua al año.

“Ya yo no veo este verano normal. Esto es demasiado. Hacen unas temperaturas tremendas que ya uno no se aguanta (…) yo le dije a la gente que no talara porque estos montes son los que protegen la humedad de las quebradas y de la Sierra. Ahora vea cómo estamos”, manifestó al diario El Heraldo José Martínez, poblador de la zona.

La problemática se agrava por la calidad del agua que se encuentra en los pocos afluentes, la cual habría sido la causa de enfermedades gastrointestinales entre la comunidad.

“Esa agua es mala, así que nadie la debe tomar porque está podrida. Eso ya le está dando dolor de estómago a la gente porque está retenida. Yo ya solo la uso para los animales y las plantas”, explicó Martínez.

En ese sentido, Luis Carlos Gutiérrez, decano de la facultad de Ciencias Básicas de la Universidad del Atlántico, indicó que la sequía tiene origen en el aumento gradual de la temperatura en cada uno de los pisos térmicos de la montaña, lo que ha ocasionado una considerable reducción de la zona de hielo.

Según cifras del Ideam (Instituto de Hidrología, Meteorología y Estudios Ambientales de Colombia), entre 1850 y 2012 la Sierra Nevada de Santa Marta perdió cerca del 85 % de su glaciar, lo que ha alterado el ecosistema y ha puesto en riesgo la conservación del nevado.

Lo anterior, ha generado el desabastecimiento de agua en ciudades como Santa Marta, la cual alimenta sus acueductos con las aguas de siete ríos nacientes en la Sierra.

“Ya yo estoy pensando en irme de aquí. Hace ocho años vine desde el Tolima, pero esta tierra ya no es igual de próspera. Me asusta lo que le están haciendo a la Sierra, pero tendré que irme (…) Al Estado solo le importa dar las licencias para que vengan otros a tumbar los árboles, a coger arena y después nos dejan estos problemas de sequía”, puntualizó José Martínez.