Sesión del Concejo de Tocancipá terminó a puños y patadas

El presidente de la corporación y uno de los concejales se acusan mutuamente de haber iniciado una riña que terminó en puños y patadas.

El presidente del Concejo de Tocancipá, Darío Ortiz, y el concejal, Jhony Ferney Pérez. /Tomadas de Tocancipa-cundinamarca.gov.co

Un lamentable hecho de intolerancia se presentó en el Concejo municipal de Tocancipá (Cundinamarca), donde una sesión del cabildo terminó a puños y patadas.

El hecho fue protagonizado por el presidente de la corporación, Darío Ortiz, y uno de los concejales, Jhony Ferney Pérez. El incidente fue tan aparatoso, que el presidente del Concejo terminó en el piso recibiendo patadas del cabildante.

De acuerdo con Ortiz, fue agredido por el concejal tras anunciarle que no le pagaría dos sesiones a las que no asistió: “me quedé mirándolo y me dijo ‘qué va a hacer’ y me empujó, perdí el equilibrio y me cogió a patadas”, sostuvo el presidente del Concejo en diálogo con Noticias Caracol.

Darío Ortiz añadió que su agresor ha tenido varios problemas con otros concejales: “en las plenarias comienza a entorpecer las sesiones con comentarios como ‘ciego’ o ‘gafufo’".

El concejal por su parte, aseguró que actuó en defensa ante una agresión del presidente: “yo actué en defensa propia porque él se me lanzó a pegarme, cuando caí al piso cayó encima mío y reaccioné”, explicó Jhony Pérez, quien denunció que el presidente del Concejo sacó un arma.

“Los concejales tuvieron que detenerlo y aconsejarlo porque sacó un arma del vehículo”, precisó el cabildante.

¿Un concejal conflictivo?

Un exsecretario de Gobierno del municipio indicó que fue víctima de acoso y amenazas por parte del concejal, hecho que lo obligó a interponer una denuncia ante la Procuraduría Provincial.

“El cabildante saboteó un operativo que realizaba con la Policía en un establecimiento nocturno donde se encontraba e instaba a las personas a que no atendieran el llamado de las autoridades”, aseguró Carlos Rocha, exsecretario de Gobierno de Tocancipá. 

La Procuraduría, así como el Concejo municipal, no encontró méritos para abrir la investigación, mientras que el exsecretario denuncia que sigue siendo víctima de amenazas e insultos por parte del concejal.

Temas relacionados