“Son Estados fallidos”: Cabal sobre países a los que Trump calificó "de mierda"

La representante a la Cámara dijo que el presidente de EE.UU. acierta respecto a que en países como Haití hay inestabilidad democrática, pero que esa “no es la forma" de expresarlo.

Cristian Garavito - El Espectador

Las palabras del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, volvieron a ser centro de críticas alrededor del mundo. Esta vez, el mandatario norteamericano se refirió a Haití y Salvador como “países de mierda”, durante un encuentro con congresistas en el que se hablaría de la reforma migratoria.

"¿Por qué todas estas personas de países de mierda vienen aquí?", preguntó Trump, según contaron fuentes al diario The Washington Post. El periódico The New York Times dio a conocer la misma información, citando a personas cercanas al encuentro.

El presidente se refería a ciudadanos de Haití y de países africanos, y el Post dijo que también incluyó a El Salvador. Al mismo tiempo, Trump sugirió que Estados Unidos debería recibir a inmigrantes de lugares como Noruega, con cuya primera ministra se reunió el miércoles. Los comentarios de Trump alarmaron a los congresistas que participaron en la reunión.

En América Latina y Colombia, las afirmaciones del presidente también generaron diversas reacciones. Y este viernes, W Radio consultó a la representante a la Cámara por el Centro Democrático María Fernanda Cabal para conocer su posición frente a éstas. La congresista se ha mostrado de acuerdo en varias ocasiones con Trump.

“Trump ha podido decir lo mismo utilizando otras palabras, sin lugar a duda un mandatario no debe usar términos vulgares. Puede decir lo que quiere decir sin ese tipo de palabras”, afirmó Cabal cuando le preguntaron su opinión sobre lo que dijo el presidente de Estados Unidos.

“¿Está de acuerdo con que son unos países en los términos que habló Trump de Haíti y El Salvador?”, le preguntó la periodista Vicky Dávila. “Yo creo que son Estados fallidos, con Haíti, a través de su historia, se ha visto cómo han pasado de dictadura en dictadura. Es una inestabilidad permanente, y es parte de su origen trágico, desde que fueron colonia francesa…Y Salvador vive de las remesas que envían los inmigrantes en Estados Unidos y no tiene posibilidad de desarrollo”, agregó la congresista.

“No debió usar el término mierda, pero usted dice sí son unos Estados fallidos, ¿Trump en el fondo tiene razón?”, le contrapreguntó la periodista. A lo que Cabal contestó que “claro que tiene razón con el contenido, pero no con la forma”.

Minutos después, Cabal aclaró que no está de acuerdo con que se impida la entrada a Estados Unidos desde países de Haití y El Salvador.  Y que lo que Trump quiere es que los migrantes se legalicen, y que estén en la misma condición de ciudadanos, recibiendo beneficios, “pero también pagando impuestos”.

El senador republicano Lindsey Graham y el senador demócrata Dick Durbin acudieron el jueves a la Casa Blanca para presentar su propuesta bipartidaria. Ambos están tratando de alcanzar una solución para los "dreamers" (soñadores), los casi 800.000 jóvenes indocumentados que llegaron a Estados Unidos siendo niños.

Indignación global

En pocas horas el escándalo se tornó internacional, con una fuerte oleada de indignación.

En Ginebra, el portavoz del Alto Comisionado para Derechos Humanos de la ONU, Rupert Colville, calificó lo dicho por Trump como vergonzoso. "Si se confirman, son comentarios escandalosos y vergonzosos por parte del presidente de Estados Unidos. Lo siento, pero la única palabra que se puede utilizar es 'racista'", dijo.

Según Colville, la visión expresada en esos dichos muestra "el peor lado de la humanidad, validando y alentando el racismo y la xenofobia".

En Puerto Príncipe, el gobierno de Haití emitió una enérgica nota en la que consideró "inaceptables" las palabras "odiosas y abyectas" de Trump, por considerar que reflejan "una visión simplista y racista completamente equivocada".

Por su parte, en Adis Abeba, la Unión Africana condenó las declaraciones "hirientes" y "perturbadoras" del mandatario.

"En mi opinión, no es solamente hiriente para las personas de origen africano en Estados Unidos, sino también para los ciudadanos africanos", dijo a la AFP Ebba Kalondo, portavoz del presidente de la Comisión de la Unión Africana, Moussa Faki.

"Esto es aún más ofensivo dada la realidad histórica del número de africanos que llegaron a Estados Unidos como esclavos", añadió.

En El Salvador, el presidente Salvador Sánchez Cerén protestó enérgicamente por las declaraciones.

"El Salvador demanda respeto a la dignidad de su noble y valiente pueblo", dijo Sánchez Cerén al leer un comunicado durante un acto público. Esas expresiones "golpean la dignidad" de los ciudadanos salvadoreños, dijo.

Por su parte, el gobierno de Botsuana convocó al embajador estadounidense para explicar si esa nación africana es "considerada un país de mierda".

*Con información de AFP