Sube a 329 el número de personas muertas en avalancha de Mocoa

298 cuerpos ya han sido entregados a sus seres queridos. Otros 70 habitantes aún continúan desaparecidos.

Gustavo Torrijos - El Espectador

Mocoa, Putumayo, aun intenta recuperarse de la noche del 31 de marzo, cuando tres ríos se desbordaron y ocasionaron una avalancha de lodo y piedras que sepultó a más de 20 barrios y desdibujó decenas de calles y puentes. La ciudad quedó sin luz y sin agua durante las primeras semanas, mientras centenas de habitantes huyeron temerosos hacia los albergues que se habilitaron para atender a la población. (Video: Avalancha en Mocoa: sin tiempo para el duelo)

Hoy el panorama sigue siendo abrumador, pero se han concretado medidas para dar solución a los damnificados, quienes ya han sido reubicados, y de los ocho albergues adecuados inicialmente solo queda uno atendiendo a 384 mocoanos. Sin embargo, el número de personas fallecidas sigue aumentando, 329, de los cuales 298 cadáveres han sido entregados a sus seres queridos. Otras 70 personas siguen desaparecidas.

Este martes, el Gobierno anunció que se firmaron los contratos para el proyecto de vivienda y el nuevo acueducto para que estén en un año. También se instaló un hidrante en el parque principal, y por el momento el 70% de la ciudad cuenta con suministro de agua por redes, entre potable y cruda, de manera sectorizada y en lapsos de horas. “El 100% del suministro de acuerdo con el Ministerio de Vivienda estará al finalizar el mes de mayo”, informaron las autoridades.

Para el nuevo acueducto, que se espera esté en 12 meses y funcione las 24 horas, se han instalado $28 mil millones. “Las viviendas serán de 64 metros cuadrados, con tres habitaciones, dos baños, sala, comedor, cocina, y serán de dos pisos, con lo cual se entregan casas más grandes de las habituales. Este proyecto irá acompañado de un Centro de Desarrollo Infantil, un parque y un colegio”, agregó el presidente Juan Manuel Santos.

El único albergue que está en funcionamiento se llama “El Pepino”, y ahí se sigue brindando alimentación, elementos de aseo y otros que hacen parte de la atención.