Suspenden a sacerdote por rechazar a LGBTI, divorciados y excatólicos

En la parroquia de Santa Cecilia, en Pueblo Rico (Risaralda), el religioso Luis Carlos Uribe Medina expresaba públicamente su rechazo a las ideas del papa Francisco sobre el matrimonio y la eucaristía.

Sacerdote Luis Carlos Uribe Medina.Tomado del portal adelantelafe.com

El presbítero Luis Carlos Uribe Medina abandonó sus oficios en la parroquia de Santa Cecilia, en Pueblo Rico (Risaralda), el pasado 2 de enero. El sacerdote se fue sin avisarle al Obispo de Pereira, monseñor Rigoberto Corredor, ni a ninguna otra autoridad diocesana. Tras su retiro, una carta firmada por él, explicaba la huida: el único Sumo Pontífice que Medina reconocía era Benedicto XVI, puesto que el papa Francisco con sus enseñanzas estaba por fuera de lo que debe ser la iglesia católica.

Entre las prácticas de rechazo, el padre no admitía el perdón ni la reconciliación a las personas que se habían convertido a otras religiones, y decidían volver a la iglesia católica. Además, quienes se habían separado para luego casarse eran rechazados, negándoles los sacramentos y la entrada a la parroquia. Al igual que a las personas de la comunidad LGBT, para las que la eucaristía no les estaba permitida.

Así se desarrolló la misa hasta el pasado lunes, cuando el Obispo convocó al sacerdote Medina con el fin de exponer su posición frente a la doctrina liderada por el papa. Este acto, que contó con la participación de otros cuatro miembros del clero, dictó la "suspensión divinis" del presbítero de Santa Cecilia.

En la pena canónica se consideró que el sacerdote debía retirarse del servicio que prestaba, negándole el poder de celebrar, presidir los sacramentos, confesar y enseñar en nombre de la iglesia a través del decreto 1977, que lo inhabilitaba por haber “difundido sus ideas contrarias a la fe católica y a la disciplina eclesiástica”.

En medio de la reunión, el padre Luis Carlos Uribe Medina mantuvo su postura en contra del papa, lo cual significó para los presentes que el “mencionado sacerdote se había apartado públicamente de la comunión con el Vicario de Cristo y con la Iglesia", de acuerdo con esta determinación, resuelta el 16 de enero.

De acuerdo con la diócesis, el padre manifestaba abiertamente su desacuerdo frente a los discursos del papa Francisco, admitiendo que sus proclamas aprobaban el adulterio. En su defensa, Medina no se permitía absolver a los condenados, ya que esto iba en contra de su fe.

Hasta ahora, los habitantes de Pueblo Rico desconocen la ubicación del clérigo. Por otra parte, monseñor Rigoberto Corredor le indicó a Noticias Caracol, que de solicitar el perdón, la iglesia le volvería a abrir las puertas a Uribe Medina, permitiéndole también recibir la comunión.

En un video publicado por el canal de Youtube Siempre Fiel A Cristo, el padre dio declaraciones sobre su rechazo ante la aprobación del adulterio, donde argumenta que la indiferencia de la arquidiocesis, es un sacrilégio de la institución religiosa.

últimas noticias

La gloria de jugar fútbol en el mar

Los estudiantes de Valdivia regresan a clases