Suspenden temporalmente plan de desminado humanitario con las Farc

Esto después de la muerte de un uniformado en la vereda El Orejón, en el municipio de Briceño.

 La muerte de un uniformado en medio del desarrollo del plan piloto de desminado anunciado por el Gobierno y las Farc, a tan solo unos días de su inicio; provocó que se suspendiera dicha operación en pro de evaluar el protocolo y las condiciones de seguridad de dicho trabajo.

"La Organización Ayuda Popular Noruega y el jefe del Batallón de Desminado del Ejército, coronel Willinton Benítez, acompañado de la Dirección Integral Contra Las Minas adscrita a la Presidencia de la República, coordinaron la evacuación de los heridos, la salida del fallecido y las nuevas medidas y protocolos de seguridad que se pondrán en práctica luego de una breve pausa en el programa para hacer su evaluación integral" informó el Ministerio de Defensa.

La cartera de defensa confirmó la muerte del soldado Wilson de Jesús Martínez, quien hacía parte de la misión de desminado humanitario que se encuentra en la vereda El Orejón, en el municipio de Briceño.

De acuerdo con la información oficial, el uniformado de 37 años que cayó accidentalmente en una mina antipersona, en principio perdió sus dos extremidades, sin embargo, ante la gravedad de sus heridas falleció horas después de ser atendido en un hospital en el departamento de Antioquia.

En esa vereda –zona históricamente agobiada por la acción de los frentes 36 y 18 de las Farc– inició el pasado 8 de julio el plan piloto, que servirá de experiencia para más adelante extender los trabajos de limpieza al resto del territorio nacional.

El municipio de Briceño, situado en el norte de Antioquia, escogido como primer escenario para las acciones de desminado por parte de las Farc y el gobierno, en su pasado reciente fue territorio de guerra abierta entre el paramilitarismo y la insurgencia. Así como varios frentes de las Farc extendieron su influencia en la zona, el llamado Bloque Mineros de las autodefensas hizo lo propio.

En general, la región circundante a Briceño, en especial los municipios de Ituango, Yarumal, o Toledo, vivieron los rigores de la violencia indiscriminada entre los citados grupos ilegales.