Tensión en Putumayo por supuesto incremento de campos minados

Guerrilleros pertenecientes a las Farc pretenden evitar los patrullajes militares.

La población de San Miguel en del departamento del Putumayo está consternada por el incremento de campos minados en caminos secundarios y zonas alrededor de las viviendas.

Más de 620 familias han suspendido sus actividades agrícolas y evitan en lo posible desplazarse por caminos secundarios, por la posible existencia de campos minados plantados por las Farc.

De acuerdo con la Defensoría, la información sobre la instalación de estos artefactos se conoció el pasado 6 de diciembre cuando empezó a circular un panfleto atribuido a presuntos miembros de las Farc. Allí se advertía a la población sobre el riesgo de transitar por atajos, montañas, caminos alternos y las orillas de los ríos.

Según los testimonios de los campesinos recogidos por el Sistema de Alertas Tempranas de la Defensoría, las minas fueron instaladas por guerrilleros, quienes con los explosivos pretenden evitar los patrullajes militares.

Cabe destacar que “entre el 26 de enero y el dos de febrero se presentaron tres accidentes por minas antipersonal en Puerto Asís, Valle de Guamuez y San Miguel”, donde un operario de una petrolera resultó herido y un militar perdió la vida, así lo manifestó la Defensoría.

Pero Putumayo no sería el único departamento donde se registran las advertencias y tensiones provocadas por el grupo al margen de la ley, quienes se han extendido a otras regiones del país, como Cauca, Caquetá, Huila, Nariño, Meta, Guaviare, Arauca, Antioquia y Chocó a través amenazas y extorsión.

Temas relacionados