"Todavía se sienten réplicas fuertes del temblor": habitante de Lejanías, Meta

Noticias destacadas de Nacional

La población de Lejanías, Meta, lugar donde se registró el epicentro del sismo que sacudió a varias regiones de Colombia, nunca había sentido algo igual. En conversaciones con este diario, Mónica Muñoz, quien vive allí, explicó como vivió el fuerte temblor.

Dos horas después de que iniciaran los fuertes temblores que sacudieron a varias regiones de Colombia, seguían las réplicas en Lejanías, Meta, lugar donde se registró el epicentro del sismo de magnitud 6,2, según el Servicio Geológico Colombiano. Así lo confirmó a este diario Mónica Muñoz, quien se encontraba en su casa de madera, de dos pisos, en una finca ubicada a 20 minutos en carro del publo de Lejanías. La mujer afirmó que nunca, en las dos décadas que lleva viviendo allí, había sentido un temblor tan fuerte. 

"Hace un minuto sentí una réplica y están fuertes. Al ratico de que se vino la primera, siguieron y no se han detenido. Un vecino me llamó y me dijo que en el momento en el que empezó vio que su moto, que estaba parqueada afuera se iba a caer, cosa que nunca había ocurrido", afirmó la mujer.  

Le puede interesar: Fuertes temblores sacuden el centro y el occidente de Colombia

Lo que al principió le pareció un viento intenso, pues según ella durante el verano son normales en la zona, se convirtió en un movimiento tan fuerte que la obligó a dejar de almorzar y salir a ver qué ocurría. "Salí al potrero, porque vivo en campo abierto. En ese momento yo estaba mirando televisión mientras comía entonces realmente no ví nada raro, ni siquiera cuando bajé. Los animales y los perros no se asustaron, estaban tranquilos conmigo, entonces se me hizo raro. Lo único que ví fue que la televisión también empezó a moverse, pero en el campo nada raro".

Sobre daños o heridos Muñoz asegura que no hay hasta el momento. "Llamé a los otros vecinos pero no hubo daños estructurales, ni se cayeron árboles o redes eléctricas como para decir que seguimos con susto. Además, si hubiera heridos creo que ya lo sabríamos. En el pueblo seguramente debieron sentir lo mismo que acá, pero no creo que haya habido daños mayores", aseguró. 

 

Al ser preguntada sobre el estado de su casa, Muñoz asegura que está en perfectas condiciones, en parte por estar construida con madera. Y es que algunos vecinos le explicaron que su casa, al ser de madera, resulta más flexible y por lo tanto más resistente a un fenómeno como estos. Esto a costa de sentir más el movimiento que genere el sismo.  

Lo que queda ahora del sismo en Lejanías son las réplicas y algunos cortes breves de la luz. Más allá de eso, la mujer afirma que no hay miedo por parte de los habitantes. "Aquí se han sentido otros temblores, a veces cuando tiembla en Tolima o en Bogotá, pero nada como esto. De pronto hay un daño en otra parte, pero de resto todo bien. La verdad es que ahora la gente sigue con su 24 de diciembre normal", afirmó. 

Comparte en redes: