Por tormenta “Otto”, no habrá operación aérea en San Andrés en la noche del miércoles

La medida se tomó debido al riesgo de que la tormenta se convierta en huracán.

Así quedó Panamá, tras el paso de la tormenta Otto.AFP

Debido al paso de la tormenta tropical Otto por la isla de San Andrés, las autoridades colombianas tomaron medidas aéreas por seguridad. Entre estas se encuentra la suspensión de la operación del aeropuerto en la noche de este miércoles. La tormenta tropical se formó el lunes frente a las costas de Nicaragua y Costa Rica, y podría convertirse en las próximas horas en huracán.

El ministro de Transporte, Jorge Eduardo Rojas Giraldo, informó que cada hora se está entregando un reporte de la situación. “En el caso del transporte aéreo, las operaciones han funcionado a un 99% en las últimas horas. Para hoy, no se prevén novedades, desde luego con la prudencia necesaria por si las condiciones cambian”, sostuvo.

El jefe de la cartera anunció que a las 4p.m. de este martes se tomará la decisión sobre si se cancelan las operaciones de vuelos comerciales para todo el día del miércoles con destino a la isla de San Andrés, “todo depende de la evaluación que hagan los expertos, toda vez que existen altas probabilidades de que la tormenta “Otto” se convierta en huracán… Lo que sí está claro es que mañana a partir de las 7p.m. no se permitirán vuelos hacia el archipiélago, debido al aumento ostensible de los vientos que podrían oscilar los 85 km/h, según el Ideam”, explicó Rojas. 

Algunas de las recomendaciones de las autoridades también estuvieron dirigidas a los pescadores para que "se abstengan de realizar faenas hasta tanto se normalice la situación" y a las embarcaciones menores se les pidió no adelantar actividades. A los turistas también se les sugirió "no hacer uso de las playas y mucho menos ingresar al mar".

Otto deja tres muertos en Panamá

La tormenta tropical Otto dejó tres muertos en Panamá este martes, mientras los gobiernos de Costa Rica y Nicaragua hacen planes de evacuación en las áreas costeras del Caribe, según informes oficiales. El director del Servicio Nacional de Protección Civil de Panamá (Sinaproc), José Donderis, dijo a la AFP que debido a un deslizamiento y a la caída de un árbol hay tres víctimas fatales.

Un deslizamiento de tierra que se produjo en Burunga, en la provincia de Panamá Oeste, afectó a varias viviendas y atrapó a nueve personas, dos de las cuales fallecieron, explicó Donderis.

Además, un menor de edad murió al caer un árbol sobre el vehículo en que se encontraba en las afueras de su colegio, añadió el funcionario.

Debido a las fuertes y constantes lluvias, el Centro de Operaciones de Emergencia del Sinaproc decretó este martes alerta para todo el país, pues se espera fuertes lluvias que afectarían al oeste y centro de Panamá.

Las autoridades también han suspendido las clases en los colegios, tanto públicos como privados, y en la Universidad de Panamá, mientras que las operaciones en el aeropuerto Marcos Gelabert de la capital panameña también están canceladas.

Por su parte, el gobierno de Costa Rica ordenó la evacuación obligatoria de unas 4.000 personas en el sector norte de la costa del Caribe, donde se espera que ocurra el mayor impacto del huracán.

"Le pido al país mantener la calma y ayudar en el proceso de evacuación que empezará inmediatamente y con mano firme, no vamos a permitir que se nos quede gente en zonas de riesgo y tener que lamentar pérdidas de vidas humanas", afirmó el presidente Luis Guillermo Solís en rueda de prensa.

En Nicaragua las autoridades preparaban planes de evacuación en comunidades costeras y dos islas del Caribe sur, aseguró el dierctor del estatal Sistema Nacional de Atención de Desastres (Sinapred), Guillermo González.

El presidente Daniel Ortega, por su parte, ordenó declarar estado de alerta en el Caribe Sur y en los departamentos de Chontales, Boaco, Rivas, Zelaya Central y Río San Juan, que están situados en el centro y sur de Nicaragua.

Temas relacionados