Trabajadoras sexuales en Pereira reciben una segunda oportunidad