Trabajadores de Cerrejón cumplen 30 días en huelga

Noticias destacadas de Nacional

Por cada día de huelga, según Cerrejón, el país y La Guajira dejan de recibir $7.000 millones.

El 31 de agosto los trabajadores del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Industria del Carbón (Sintracarbón) iniciaron una huelga en la mina de Cerrejón, operada por Carbones Cerrejón Limited. Igor Kareld Díaz, presidente de Sintracarbón, le dijo a El Espectador que con la huelga, que completa 30 días este martes, están defendiendo sus derechos. En primer lugar, el derecho al trabajo, pues según su declaración, Cerrejón quiere aplicar un horario de trabajo que eliminaría un 25% de los trabajadores directos, aproximadamente 1.000 personas, más trabajadores indirectos.

Otra de las motivaciones que sustenta Díaz es que la empresa pretende eliminar beneficios de la convención colectiva. Manifiesta que Cerrejón no ha respondido las peticiones de los trabajadores, por el contrario "ha presentado denuncias para eliminar beneficios que están consagrados históricamente en la convención”. La tercera motivación es el denominado turno de la muerte (7×3-7×4) que la empresa impuso en medio de la negociación, antes de que iniciara la huelga. Además los trabajadores argumentan que la empresa quiere eliminar puntos de la convención colectiva, como el de transporte que le garantizan a todos los municipios de La Guajira.

Leer: Sindicato de Cerrejón entró en huelga desde este lunes

Claudia Bejarano, Presidenta de Cerrejón, responde que durante la negociación Sintracarbón ha presentado propuestas que incrementan el monto de los beneficios actuales e incorporan nuevos artículos a la convección colectiva: además, ha condicionado la firma y el acuerdo a que la compañía desista de implementar un nuevo turno: “Tal como lo hemos manifestado en varias oportunidades, el cambio de turno es una decisión administrativa, necesaria para la supervivencia de la empresa, por lo tanto no está sujeta a la negociación colectiva de trabajo”.

Aunque por cada día de huelga el país y La Guajira dejan de recibir $7.000 millones, según cifras de Cerrejón, las partes todavía no han llegado a ningún acuerdo. De hecho, durante los primeros días el Ministerio del Trabajo, Ministerio de Minas y el Gobernador de La Guajira solicitaron que las partes se sentaran a conversar. El día 10 de la huelga se reunieron y el Ministerio propuso una hoja de ruta. El sindicato tenía algunas solicitudes como que las reuniones fueran presenciales y que se centraran en el pliego de peticiones de los trabajadores (y no en la denuncia de la convención colectiva que había hecho la compañía).

Según Díaz, la empresa estuvo en desacuerdo en varios temas de la hoja de ruta propuesta por el Ministerio, para empezar querían negociar basándose en sus denuncias a la convención colectiva y reuniones virtuales. “Ellos contestaron el día 14 y el día 20 el Ministerio propuso otra hoja de ruta para entablar el diálogo el día 23 y 24. Aún así el día 22 la empresa dijo que no iba a negociar el turno con nosotros, solo con el Ministerio y que estaban dispuestos a sentarse con la Gobernación, pero sin nosotros”, afirma.

Leer: A pesar de la huelga en Cerrejón, la empresa llevará agua a comunidades de la Guajira

Además, el presidente de Sintracarbón manifestó que están esperando que el Ministerio de Trabajo emita un comunicado para saber si llegarán a la zona a negociar. “Necesitamos que el Ministerio obligue a las partes a conversar, no solo que haga una recomendación”, dijo. Además cuenta que en un debate al que fueron citados por la Comisión Séptima de la Cámara de Representantes, la empresa no asistió, y están esperando que haya un nuevo debate.

Desde Cerrejón, entre tanto, dicen estar a la espera de un acuerdo que beneficie a todos. “La empresa espera lograr un acuerdo que beneficie a ambas partes y que tenga en cuenta la realidad que estamos viviendo. Cerrejón en los primeros seis meses del año registró las importaciones más bajas en los últimos 18 años y presentó pérdidas por más de $368.000 millones como resultado de la caída de la demanda y del precio del carbón”, agrega Bejarano.

La compañía en los primeros días de septiembre emitió un comunicado afirmando que la huelga significa la no aplicación de más de $174.000 millones en beneficios por año: “Sumando los convencionales y los no convencionales. Esta cantidad, que no incluye salarios ni prestaciones, supone alrededor de $35 millones anuales por trabajador”. Dinero que equivale al 40 % del presupuesto general con el que cuenta el departamento de La Guajira para la vigencia 2020.

Leer: ONU pide detener operaciones en la mina del Cerrejón

Cerrejón ha expresado que el sindicato rechazó ofertas que incluyen el subsidio convencional de un 75% del costo del plan de medicina prepagada, “con coberturas por encima del estándar del mercado; auxilios universitarios de hasta más de $11 millones por semestre, sin límite en el número de hijos; el acceso a un crédito de vivienda con tasas hasta un 60 % inferiores a las del mercado”. Cerrejón dice que si se hubiera firmado la convención colectiva, le hubiera dado a cada trabajador un bono de $5,5 millones.

Las comunidades indígenas en el municipio de Barrancas y las cercanas a su operación en Puerto Bolívar, están recibiendo agua durante la huelga. La empresa aclaró al principio que seguirá financiando el funcionamiento de los sistemas de agua que operan las comunidades reasentadas de Chancleta, Las Casitas, Roche y Tamaquito II.

Comparte en redes: