Tranquilidad en el día y disturbios en la noche: así fue el balance del ’21-S' en Cali

Noticias destacadas de Nacional

Algunos de los eventos que mancharon la jornada de manifestaciones fueron los actos vandálicos en las estaciones del MÍO en Puerto Rellena y Villa Nueva; y los enfrentamientos entre ciudadanos y Esmad en el sector del Comfandi El Prado.

Cali, la tercera ciudad del país, al igual que otras capitales principales como Bogotá, Medellín o Manizales, vivió escenarios transitorios entre la tranquilidad y el caos en la jornada de paro nacional del 21 de septiembre.

En la capital del Valle la jornada la comenzó la caravana convocada por los gremios sindicales, quienes reunieron manifestantes desde las 9:00 a.m. en el sector de Paso del Comercio, para posteriormente desplazarse rumbo a la sede del Ministerio del Trabajo; lugar al que llegaron sobre las 3:00 p.m. sin mayores contratiempos.

Los carros, motos y peatones vivían un paro tranquilo conforme se movilizaban por la calle 70, la Autopista Sur, la carrera 5 y la Avenida de Las Américas. El asesinato del estudiante de derecho Javier Ordóñez, a manos de la Policía Metropolitana de Bogotá; las molestias sobre el decreto 1147 del 27 de agosto de 2020; y el préstamo que el Gobierno Nacional le hizo a Avianca, por más de 370 millones de dólares, eran los motivos del clamor de los caleños.

También le puede interesar: En vivo “21S”: Paro nacional en Bogotá deja cinco personas detenidas y un TM vandalizado, según Policía

Sin embargo, después de la caravana en la que la Central Unitaria de Trabajadores (CUT) y otras organizaciones de la sociedad civil fueron los artífices, los desmanes y los enfrentamientos entre ciudadanos y fuerza pública opacaron de a pocos una jornada tranquila.

Las movilizaciones de la tarde, que tuvieron su inicio sobre las 5:00 p.m., partieron desde el sector de Comfandi El Prado y su destino fue la Autopista Simón Bolívar.

A la altura de Puerto Rellena, la violencia y el vandalismo se desataron y desfiguraron la dinámica de las protestas. Según las autoridades, se reportaron daños en las estaciones del MÍO en esa zona, lo que llevó a una intervención del escuadrón Móvil Antidisturbios (Esmad).

La situación de orden público se escaló cuando un grupo de manifestantes destruyeron cámaras de fotomultas y atacaron el CAI de Puerto Rellena. La tensión estuvo latente hasta las 10:00 p.m, a pesar de la intervención de decenas de manifestantes que intentaron frenar los enfrentamientos y los actos de vandalismo.

“El balance es positivo porque en la mayoría de las actividades que iniciaron en la mañana hubo tranquilidad y se cumplieron los protocolos establecidos. En la tarde, en el sector de Puerto Rellena hubo actos vandálicos”, redondeó el subsecretario de Seguridad y Justicia de la ciudad, Guillermo Londoño.

No hay total claridad en la cuantía de daños materiales ni plena identificación del grupo de personas que vandalizaron zonas de la ciudad. En el transcurso de este martes se espera que el alcalde Jorge Iván Ospina aborde los pormenores de una jornada con más claros que oscuros.

Comparte en redes: