Tras treinta días del paro camionero, no hay soluciones a la vista