Trasladan de emergencia a Bogotá a observador chileno de ONU

La Misión de la ONU integra, junto a miembros de la fuerza pública colombiana y de las Farc, el denominado Mecanismo de Monitoreo y Verificación (MM&V) del cese el fuego, además de verificar la dejación de armas de los guerrilleros.

Un observador chileno de la Misión de la ONU en Colombia que hace parte del mecanismo de monitoreo y verificación del cese el fuego con las Farc fue evacuado de emergencia a Bogotá después de que sufriera una hemorragia intracraneana, dijeron este miércoles fuentes castrenses.

El funcionario, cuya identidad no fue suministrada, "requirió su traslado de manera inmediata" a la capital desde el centro del país, explicó la Fuerza Aérea Colombiana (FAC) en un comunicado.

La misión de traslado aeromédico se coordinó a través del Centro Nacional de Recuperación de Personal de la Fuerza Aérea Colombiana, detalló la información.

La evacuación se efectuó en un avión King-350 medicalizado, que partió de Bogotá desde el Comando Aéreo de Transporte Militar (Catam) hacia el municipio de Apiay, el departamento Meta, donde funciona el Comando Aéreo de Combate No 2, para recoger al observador.

"Durante el vuelo fue monitoreado de manera permanente, manteniendo estables sus signos vitales hasta llegar a Bogotá, para ser atendido en un centro médico especializado", agregó la FAC.

La Misión de la ONU integra, junto a miembros de la fuerza pública colombiana y de las Farc, el denominado Mecanismo de Monitoreo y Verificación (MM&V) del cese el fuego, además de verificar la dejación de armas de los guerrilleros.

Ese mecanismo, que inició labores en septiembre del año pasado, operará hasta el próximo 26 de septiembre, cuando entrará en funciones una segunda misión aprobada por el Consejo de Seguridad el 10 de julio.

La segunda misión se encargará de verificar la reintegración en la sociedad de los exguerrilleros y que se garantice su seguridad y la de las comunidades afectadas por el conflicto.

La ONU ha acompañado activamente el diálogo entre el Gobierno colombiano y las Farc, que en noviembre pasado se concretó en un acuerdo de paz que puso fin a medio siglo de conflicto armado entre las partes.