'En tres años esperamos dejar solucionado el tema del agua': alcalde de Ibagué

Guillermo Alfonso Jaramillo dio a conocer detalles de las fases I y II del acueducto complementario de la capital del Tolima.

Archivo El Espectador

Buscando superar las dificultades en materia de agua potable, suministro y prestación del servicio, el alcalde de Ibagué, Guillermo Alfonso Jaramillo, anunció que en un periodo no mayor a tres años espera “dejar solucionado por completo el tema del agua” en la ciudad.

De acuerdo con el mandatario, el paquete de medidas para superar la problemática comprende la ampliación de la bocatoma CAY –por valor en la licitación de $3.300 millones– cuyo proyecto deberá ser sometido a cambios y reformas a través de Findeter.

“En la temporada de invierno se espera que la captación sea superior a 600 litros por segundo, mejorando el sistema de forma sustancial, que en la actualidad es de 240 litros”, explicó la administración municipal, precisando que el siguiente paso es el proyecto de acueducto complementario, el cual se hará de forma simultánea a través de dos fases por petición del Ministerio de Vivienda.

Según la Alcaldía, la fase I –que será adelantada por Findeter– comprende el tramo desde la bocatoma Coello Cocora al kilómetro 4.7, mientras que la fase II permitirá la conducción del agua de Coello Cocora desde el kilómetro 4.7 hasta La Pola.

Sobre la segunda fase, explicó Jaramillo, “debemos realizar unos requerimientos y cambios para volver a presentarlo ante el Ministerio de Vivienda. Una vez terminado y aprobado el proyecto empezamos con el etapa de contratación”.

Tales proyectos, de acuerdo con la administración, irán de la mano con la conciliación entre la Alcaldía y el Gobierno respecto al cobro de una deuda que asciende a seis mil millones de pesos relacionado con el incumplimiento en obras de agua.

Sobre la recuperación de la Bocatoma Combeima, Jaramillo indicó “que se necesitan entre 3 o 4 mil millones de pesos, en la que se intervendrá el dique que presenta grandes fracturas y el muro de contención que evidencia socavación por el agua”.

El alcalde de Ibagué expresó además “que se debe realizar un catastro de redes, recuperación de la planta uno ubicada en La Pola y los filtros de la plantas de tratamiento (…) los inconvenientes generados por los 18 mil contadores que están bloqueados y ayudar a las 9 mil familias que no cuentan con el servicio de este medidor”.

Ante el Ministerio de Vivienda, el mandatario solicitó por último 10 carros tanques, la construcción de cinco pozos entre 80 y 100 metros cúbicos y el préstamo de 30 tanques plásticos de 2.000 litros. Se presume que el municipio por el momento cuenta sólo con dos tanques pertenecientes al Cuerpo Oficial de Bomberos y la tanqueta del ESMAD de la Policía.